Cuando hablamos de salvación, debemos recordar cuando Jesús entregaba su vida en la cruz del Calvario, porque allí él dijo dos palabras que tienen mucho significado en cuanto a nuestra salvación, y es: “Consumado es” y esta expresión representa el momento culminante de nuestra historia, porque fue allí y a partir de allí que se consumó (se completó) nuestra eterna salvación, es decir la salvación de nuestro espíritu, de nuestra alma, y también de nuestro cuerpo, una salvación completa, por eso dice: “Consumado es” Él lo hizo, él lo consumó, y nosotros no podemos agregar a lo que ya el Señor hizo, la biblia dice que él es “el autor y consumador de nuestra fe” Heb. 12:2

Ahora bien, ¿Qué es la salvación?

Ef, 2:8-9 dice: Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es don de Dios, no por obras, para que nadie se gloríe, La salvación es el acto por el cual, el ser humano, se despoja de la maldición de la muerte Génesis 3:19 que produjo el pecado y la desobediencia, pero que el hombre alcanzaría la Vida Eterna que es en Cristo Jesús. En otras palabras, cuando el hombre pecó “fue destituido de la gloria de Dios Romanos 3:23” por lo tanto ya no estaba en comunión con Dios, y esto le acarreo la muerte, porque Dios se lo dijo a Adán: “más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de el comieres, ciertamente morirás Génesis 2:17” Pero por misericordia del Altísimo Padre Celestial, Jesucristo nos fue enviado para mostrarnos la salvación y la vida eterna, “Jn, 3:16 dice; Porque de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en El cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” Así que todo cristiano debe enfocarse en esto de la salvación, y cuando digo todo, me refiero al cristiano recién convertido y al que tiene 40 años en el evangelio, si porque nosotros en algún momento de nuestras vidas tuvimos que aceptar a Jesucristo en nuestro corazón (porque si no, no fuéramos cristianos) pero una pregunta: ¿acaso merecemos el perdón de Dios? Éramos o somos merecedores de la misericordia de Dios? La respuesta es NO Nadie, ningún ser humano que existe, o que haya existido, o llegue a existir sobre la faz de la tierra será merecedor de la salvación. Pero entonces, Porque podemos decir que somos salvos si nadie merece la salvación? Y la respuesta es porque tenemos a Jesucristo en nuestro corazón, Jn, 1:12 dice: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” y Jn 5:24 dice: “De cierto, de cierto os digo: el que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna, y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida” y Juan 14:6 dice: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida, nadie viene al Padre, sino por mí” y note Ud. que dice “a los que le recibieron” esto quiere decir que no son todos los seres humanos los que ocupan el lugar de hijos, nosotros somos salvos por haber aceptado el regalo de Dios que es la salvación, (y que no todo el mundo la acepta) porque un día decidimos decirle al mundo y a Satanás no!. Esto implica que así como nosotros aceptamos ese regalo de Dios, así también las personas que nos rodean pueden aceptar este regalo, porque si nosotros lo hicimos ellos también lo harán,

QUE ES SER SALVO

aquí hay algo que aclarar; y es que Dios te llamó para que seas salvo, y no porque eres salvo, lo que el apóstol pablo nos dice en Ef, 2:8-9 debemos verlo como una posición, Cristo completó (consumó) su propósito en la tierra para la humanidad, y recibimos la salvación, (no para todos, sino para los que creen Jn, 3:16) y en cuanto a nosotros la biblia dice en Ef, 4:13 que debemos llegar a la unidad de la fe y del conocimiento del hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo, (y plenitud es algo total y completo) El apóstol pablo dijo: he peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe, 2/Tim, 4:7 Y la traducción Dios habla hoy dice: he peleado la buena batalla, he llegado al término de la carrera, me he mantenido fiel, 2/Tim, 4:7 Y esto es interesante porque “consumado” significa terminar con la carrera asignada, y para cristo entregarnos la salvación tenía que terminar con lo que había empezado, y de igual manera el apóstol pablo cuando ya estaba cerca de su muerte expresó lo mismo al decir: he peleado la buena batalla, he llegado al final de la carrera, es decir ocupémonos de nuestra salvación Fil, 3:14 porque llegaremos al final si nos mantenemos fieles al Señor al cuidar nuestra salvación (en pocas palabras, debemos trabajar en completar aquello que se nos dio) Así que la salvación es como aquello que te regalaron hace años y que aun conservas, porque la cuidas, la limpias, (porque no tendrás otra igual…) así mismo la salvación debe cuidarse, para no descuidarla el escritor de los hebreos 2:3 dice: “como escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande…” Porque la salvación se pierde, o sino, que alguien le pregunte a judas Porque la salvación tampoco es creí, y me salve, “NO” la salvación es para demostrar lo que Dios hizo, hace y seguirá haciendo… y sobre esto el apóstol pablo dice que tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios y no de nosotros, 2/Cor, 4:7 Es por eso que al predicar el evangelio a las personas debemos hacerle ver ese gran regalo que es la salvación, y para eso debemos despojarnos del egoísmo y comenzar a tener compasión por las almas que se pierden, porque Dios en su infinita misericordia quiere que todos seamos salvos, así que mis amados hermanos, a la hora de predicar la Palabra de Dios, y a la hora de evangelizar no lo veamos como algo para “aumentar las estadísticas” o “para llenar la iglesia”, “para que vean que yo sirvo a Dios”, “para hacerme famoso” sino más bien, como un agradecimiento de parte de nosotros a Dios por habernos dado el privilegio de gozar de ese regalo, porque haciendo esto de seguro Dios dirá, “He aquí a mi hijo amado en quien tengo complacencia” Y para finalizar es necesario recordar también que las obras no salvaran a nadie Ef, 2:8-9 hacemos las obras no para salvarnos, sino, porque somos salvos. Y lo que hacemos es fruto de lo que somos, así que lo que te propongas hacer, hazlo sabiendo que por la gracia de nuestro Señor eres salvo, y que por eso no solo eres bendecido, sino que también serás de bendición para otros, Iglesia; como dijo un hno, no juguemos al cristiano, porque el diablo no juega a ser diablo, La biblia dice en 2/Ped, 2:21 que mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado, (y no dice mandamientos, sino mandamiento) y ese mandamiento es 1/Ped, 1:16 Sed Santos, porque yo soy Santo El que haya entendido lo que es la salvación y que es ser salvo, automáticamente comenzara a reflejar que es santo, porque cuidara de su salvación, y se seguirá preparando para mantenerla, Fil, 2:12 dice “…ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor” Hay quienes irán al infierno, quizás porque no le conocieron, no lo escucharon o no lo buscaron, pero imagínense de aquel que lo conoció, lo escuchó y lo buscó pero se fue al infierno, y todo por descuidar su salvación, por eso yo les digo en esta hora, que cuidemos nuestra salvación…

Dios les bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s