ELIOT, JOHN (1604-1690)

LIOT, JOHN (1604-1690).
John Eliot nació en Widford, Hertfordshire, Inglaterra, en 1604 y murió en Roxbury, Massachusetts Bay Colony, el 21 de mayo de 1690.
Primeros años y emigración a América.
Estudió en Jesus College, Cambridge, recibiendo su licenciatura en 1622; durante algunos años fue ujier en la escuela del reverendo Thomas Hooker, en Little Baddow, cerca de Chelmsford en Essex. Su relación con el puritano Hooker marcaría un punto sin retorno en su vivencia espiritual. ‘Entonces vi, como nunca antes, el poder de la piedad en su vívido vigor y eficacia.’ Determinó dedicarse al ministerio del evangelio y al chocar sus ideas no conformistas con los obstáculos que suponían las medidas del arzobispo William Laud, zarpó para América llegando a Boston el 4 de noviembre de 1631. En noviembre de 1632 era maestro en Church of Christ en Roxbury, continuando en ese cargo hasta su muerte, lo que cubre un periodo de casi sesenta años. Ese mismo año se casó. Con su colega Thomas Weld y Richard Mather de Dorchester, preparó para la imprenta una nueva versión métrica de los Salmos, que fue el primer libro impreso en las colonias inglesas en América, siendo publicado en Cambridge por Stephen Daye en 1640 y conocido como The Bay Psalm Book.
Ministerio a los indios.
Poco después de afincarse en Roxbury, Eliot se interesó profundamente en los indios, resolviendo que tenía que predicarles el evangelio. Tras estudiar durante dos años su lengua, predicó por primera vez en una asamblea de indios en Nonantum, actual Newton, el 28 de octubre de 1646. Aunque los brujos se le opusieron, prosiguió su misión con energía apostólica, hasta que aldeas de ‘indios orantes’ comenzaron a aparecer en diferentes partes de la colonia. En 1660, en Natick, se fundó la primera iglesia india, que existió hasta la muerte del último pastor nativo en 1716. Eliot trató de civilizar a los convertidos indios pensando que ‘era absolutamente necesario traer la civilización con la religión’. Con el tiempo, ellos le estimarían como un amigo. Su influencia era determinante, ejerciéndola con rara sabiduría y moderación.
Traducciones a su lengua.
En 1653 publicó un catecismo en la lengua india y en septiembre de 1661 publicó el Nuevo Testamento completo en Cambridge, haciendo lo propio con la Biblia dos años más tarde. Cotton Mather escribió al respecto: ‘He aquí, americanos, el más grande honor del que somos partícipes, la Biblia impresa aquí en nuestro Cambridge; es la única Biblia que ha sido impresa en toda América, desde la fundación del mundo.’ Diecisiete años más tarde, con la ayuda de John Cotton de Plymouth, Eliot preparó una segunda edición, que se imprimió en Cambridge entre 1680 y 1685. Ambas ediciones son ahora raras y valiosas. También tradujo Call to the Unconverted de Richard Baxter y otros tratados religiosos; con la ayuda de su hijos John y Joseph, Eliot preparó The Indian Grammar Begun, or an Essay to bring the Indian Language into Rules (1666; ed. P. S. du Ponceau, Boston, 1822). En sus últimos años, acuciado por enfermedades, e incapaz de predicar o visitar a los indios, indujo a varias familias para que le enviaran sus esclavos negros una vez a la semana, para que él pudiera enseñarles las verdades del evangelio. Su ancianidad estuvo adornada con la simplicidad de un niño, humildad y caridad que nunca le abandonaron.
La obra de Eliot despertó mucho interés en Inglaterra, levantándose fondos para llevarla a cabo por la Corporation for the Promoting and Propagating the Gospel among the Indians of New England, instituida por ordenanza del Parlamento en julio de 1649 y reestablecida tras la Restauración por impulso de Robert Boyle. También recibió apoyo de las colonias mismas, dando Eliot para ello de su propio bolsillo. En 1674 el número de ‘indios orantes’ se estimaba en tres mil seiscientos; lucharon durante la guerra del Rey Felipe (1675-76), recibiendo un golpe del que nunca se recuperaron.
Otras publicaciones.
Eliot tuvo informados a sus amigos en Inglaterra del progreso de su obra mediante sus cartas (cf. Proceedings of the Massachusetts Historical Society, nov., 1879), conteniéndose un relato detallado de sus trabajos y de quienes le ayudaron en una serie de Indian tracts, publicados entre 1624 y 1705. Una lista de esos tratados se pueden hallar en el artículo Eliot, John, por H. R. Tedder en DNB, xvii. 189-194, donde las publicaciones de Eliot también son enumeradas. El más importante que falta por mencionar fue The Christian Commonwealth (Londres, 1659), que las autoridades de Nueva Inglaterra encontraron ‘lleno de principios y nociones sediciosas’; Eliot se retractó y el libro fue suprimido; Communion of Churches for the divine Management of Gospel Churches by the Ordinance of Councils, constituted in order according to the Scriptures (Cambridge, 1665), el primer libro impreso privadamente en América; The Harmony of the Gospels (Boston, 1678).

BRAY, THOMAS (1656-1730)

RAY, THOMAS (1656-1730).
Thomas Bray nació en Merton, cerca de Cherbury, Shropshire, en 1656 y murió en Londres el 15 de febrero de 1730. Estudió en Oxford (B.A., All Souls, 1678; M.A., Hart Hall, 1693; B.D. y D.D., Magdalen, 1696), siendo ordenado en la Iglesia anglicana hacia 1678, ganando pronto amigos por su ‘ejemplar conducta y distinguida diligencia.’ En 1690 era rector de Sheldon, Warwickshire. En 1696 el obispo Compton de Londres le designó comisario para Maryland, aunque no pudo embarcarse para la colonia hasta diciembre de 1699, atracando en marzo de 1700. Pero tras una residencia de menos de seis meses volvió a Inglaterra, descubriendo que desde allí podía defender mejor los intereses de la provincia. Desde 1706 fue rector de San Botolph Without, Aldgate, Londres.
Actividad variada y efectiva.
La vida de Bray es un ejemplo de lo que puede conseguirse con energía, buen juicio y benevolencia desinteresada. Tan pronto como fue nombrado comisario para Maryland hizo suyo el desafío y, aunque en Inglaterra, intentó encontrar hombres apropiados para enviarlos como misioneros, formando un plan para proporcionarles libros. No limitó sus buenos servicios a Maryland y su plan creció hasta un esquema para ‘una congregación protestante para la propaganda de la fe mediante cédula real’. Cuando esta empresa fracasó a pesar de su persistencia, organizó una sociedad voluntaria para proporcionar bibliotecas y apoyar escuelas y misiones para las colonias y los paganos. La primera reunión tuvo lugar el 8 de marzo de 1699, siendo el principio de la Society for the Promotion of Christian Knowledge. En junio de 1701 dividió su obra y procuró una cédula real para una segunda sociedad, la denominada Society for the Propagation of the Gospel in Foreign Parts. Desde su puesto como comisario podía embarcarse y pagó de su bolsillo los costos de su viaje. A su vuelta perdió el derecho a su salario, que solamente estaba a su disposición mientras estaba en Maryland. Un donativo de 400 £ lo dedicó al uso público. Colectó y administró un fondo para la instrucción de los negros en las provincias y, a la edad de setenta y un años, tomó interés en los presos de las cárceles de Londres, a fin de mejorar su situación. Se cree que influyó en el general Oglethorpe para fundar la colonia de Georgia.
Bibliotecas en América.
Los esfuerzos de Bray resultaron en la fundación de casi cuarenta bibliotecas en América. En 1699, poco antes de embarcarse para Maryland escribió que había enviado libros por valor de 2.400 £ a las plantaciones, ‘por lo que treinta bibliotecas ya estaban funcionando y el fundamento está puesto para setenta bibliotecas más’. El mayor número estaba en Maryland, pero había varias en Virginia, dos en Carolina del Norte y una en Boston, Rhode Island, Nueva York, Albany, New Jersey, Filadelfia y Charleston. La de Annapolis, Md., era la más grande colección de libros en las plantaciones en aquel tiempo y fue la primera biblioteca de préstamo en las colonias británicas. Lo que queda de ella está en posesión del St. John’s College, Annapolis. Lo que queda de la biblioteca de Boston está en el Boston Athenæum.
Asociados de Bray.
Tras una severa enfermedad en 1723, Bray escogió cuatro amigos para ayudarle en la administración de las escuelas para negros y continuar su trabajo tras su muerte. Esto originó la Dr. Bray’s Associates for Founding Clerical Libraries and Supporting Negro Schools, una asociación que ha estado trabajando en mucha partes. Durante ese año dos nuevas bibliotecas fueron fundadas y las escuelas para negros fueron mantenidas en Nueva Escocia y las islas Bahamas. El número total de bibliotecas fundadas en Gran Bretaña y las colonias era más de quinientas. Un ochenta por ciento fueron fundadas por Bray.
Escritos.
Mientras estaba en Sheldon, Bray planeó A Course of Lectures upon the Church Catechism, en cuatro volúmenes y terminó el primer volumen de veintiséis clases On the Preliminary Questions and Answers (Oxford, 1696). El libro demostró ser popular, proporcionándole más de 700 £ y extendiendo su reputación a Londres, además de asegurarle su posición como comisario. Los volúmenes dos al cuatro no se terminaron. En conexión con sus planes bibliotecarios publicó Bibliotheca parochialis, or a scheme of such theological heads as are requisite to be studied by every pastor of a parish, with a catalogue of books (Londres, 1697; seg. ed., cambiada, 1707); An Essay towards Promoting All Necessary and Useful Knowledge (1697), cerrando con una catálogo de sesenta y tres libros ‘indicados para poner el fundamento de bibliotecas de préstamo en todos los pueblos con mercado en Inglaterra.’ Bibliotheca catechetica, or the country curate’s library (1702); y Primordia bibliothecaria (1726) en la que proporciona varios esquemas de bibliotecas parroquiales y desarrolla un método ‘para proceder de fuerza en fuerza, desde una colección cuyo valor no exceda de 1 £ hasta llegar a 100 £.’ Several Circular Letters to the Clergy of Maryland (1701) trata de la obra de catequizar y el deber de predicar, con muchas instrucciones prácticas para el uso de libros; se añade una lista para ‘una biblioteca laica’. De interés como americanas son un sermón sobre Apostolic Charity, precedido por A General View of the English Colonies in America with Respect to Religion (Londres, 1698); un sermón sobre The Necessity of an Early Religion, predicado ante la Asamblea de Maryland (Annapolis, 1700, siendo la obra existente más antigua impresa en Maryland); The Acts of Dr. Bray’s Visitation at Annapolis, May 23-25, 1700 (Londres, 1700); A Memorial Representing the Present State of Religion on the Continent of North America (1700). Bray fue un fuerte anti-romanista y otra obra destacada suya fue Papal Usurpation and Persecution (1712), cuya intención era ser un complemento al Book of Martyrs de Foxe.

ZIEGENBALG, BARTHOLOMÄUS (1683-1719)

IEGENBALG, BARTHOLOMÄUS (1683-1719).
Bartholomäus Ziegenbalg nacido en Pulsnitz, Sajonia, el 14 de junio de 1683 y muerto en Tranquebar, India, el 23 de febrero de 1719 fue el primer misionero protestante en la India. Se educó en Halle, siendo uno de los dos misioneros elegidos por el rey de Dinamarca para divulgar el evangelio en las posesiones danesas en la India. Llegaron a Tranquebar en 1706, encontrando numerosas dificultades para su tarea, no solo por la oposición de los hindúes sino también por la del gobernador danés y la de otros colonos europeos. Sin embargo, en el plazo de un año Ziegenbalg había aprendido tamil y pronto pudo preparar para el bautismo a cinco esclavos de los europeos. En 1707 realizó un extenso viaje de predicación y al año siguiente fue autorizado por el magistrado holandés de Negapatam para tener un debate amistoso con los brahmanes.
Permaneció en Tranquebar hasta 1715, entregado a la predicación además de trabajar en la traducción del Nuevo Testamento y partes del Antiguo al tamil. En ese año partió para Europa a causa de su mala salud, siendo recibido con altos honores en Alemania e Inglaterra. En 1719 volvió a la India pero murió poco después de su llegada. Su traducción de la Biblia al tamil vio sus primeras porciones en 1714, aunque no estuvo completa hasta 1728, siendo la primera traducción de la Biblia a una lengua vernácula de la India.

BRAINERD, DAVID (1718-1747)

RAINERD, DAVID (1718-1747).
David Brainerd fue un misionero americano a los indios. Nació en Haddam, Conn., el 20 de abril de 1718 y murió en Northampton, Mass., en el hogar de Jonathan Edwards (con cuya hija Jemima estaba comprometido), el 9 de octubre de 1747. Ingresó en el Yale College en 1739, siendo expulsado en el tercer año de sus estudios. Eran los tiempos del Gran Despertar y Brainerd, que era ‘sobrio e inclinado a la melancolía’ desde la infancia, simpatizaba con las ‘Nuevas Luces’ (Whitefield, Tennent y sus seguidores), asistiendo a sus reuniones cuando estaba prohibido hacerlo, además de criticar a uno de los tutores diciendo que ‘tenía menos gracia que una silla.’ Se licenció en Danbury, Conn., el 29 de julio de 1742 y fue aprobado como misionero por los representantes en Nueva York de la Society in Scotland for Propagating Christian Knowledge el 25 de noviembre de 1742, trabajando entre los indios en Kaunaumeek desde abril de 1743 hasta marzo de 1744. Fue ordenado como misionero en Nwark. N. J., el 12 de junio de 1744 y diez días más tarde comenzó a trabajar en lo que debía ser su campo permanente, en la bifurcación del río Delaware, cerca de Easton, Penn. En octubre visitó a los indios en el Susquehanna y el 19 de junio de 1745 comenzó a predicar en Crossweeksung, donde estaría la escena de sus grandes logros. Su vida entre los indios la soportó con admirable fortaleza y entrega, consumiendo su salud y finalmente teniendo que dejar la obra el 20 de marzo de 1747 por agotamiento y muriendo unos meses después. Las porciones de su diario que tienen que ver con su obra en Crossweeksung, y abarcan desde el 19 de junio hasta el 4 de noviembre de 1745 y desde el 24 de noviembre de 1745 hasta el 19 de junio de 1746, fueron publicadas antes de su muerte por los comisionados de la Society (Mirabilia dei inter Indicos: or the rise and progress of a remarkable work of grace among a number of the Indians in the provinces of New Jersey and Pennsylvania; and Divine Grace Displayed: or the continuance and progress of a remarkable work of grace, etc., publicados ambos en Filadelfia, 1746, y conocidos comúnmente como “Brainerd’s Journal”). Todos su papeles, incluyendo un relato de sus primeros años y la copia original de su diario, se los quedó Jonathan Edwards, quien compiló An Account of the Life of the Late Rev. David Brainerd (Boston, 1749), omitiendo las partes del diario ya publicadas. La vida y el diario entero, con sus cartas y otros escritos, fueron editados por S. E. Dwight (New Haven, 1822) y por J. M. Sherwood (New York, 1884). Su puesto misionero fue tomado, a su solicitud, por su hermano John, nacido en Haddam, Conn., el 28 de febrero de 1720 y muerto en Deerfield, N. J. el 18 de marzo de 1781. Se graduó en Yale en 1746, siendo su obra misionera impedida por disputas sobre la titulación de las tierras indias, la guerra y la oposición de los cuáqueros. Fue destituido por la Sociedad en Escocia en 1755, vuelto a ser llamado en 1756 y despedido de nuevo en 1757 y vuelto a ser llamado en 1759. Los fondos provistos por la Sociedad y por el sínodo de Nueva York y New Jersey eran insuficientes y él donó gratuitamente sus escasos medios. Sirvió a los blancos no menos fielmente que a los indios y fue al mismo tiempo misionero hacia el exterior y el interior. Tras 1777 estuvo al cargo de una iglesia en Deerfield.

Jonathan Edwards en su An Account of the Life of the Late Reverend Mr. David Brainerd… chiefly taken from his own Diary describe así a Brainerd:
‘Su vida muestra el camino que debe seguirse para tener buen éxito en los trabajos ministeriales. Él lo buscaba como el soldado resuelto busca la victoria en un sitio o una batalla; o como un hombre que toma parte en una carrera aspirando al premio principal. Animado por el amor a Cristo, y a las almas, con qué fervor trabajaba siempre, no sólo en sus palabras y doctrinas, pública y privadamente, sino en sus oraciones día y noche `luchando con Dios’ en secreto, con inexplicable afán, y con indecibles gemidos y agonías, hasta ver a Cristo formado en los corazones del pueblo al cual había sido enviado! ¡Cuán sediento estaba de una bendición para su ministerio, y cómo velaba por las almas, como el que tiene que dar cuenta de ellas algún día! ¡Cómo iba adelante en la fuerza del Señor Dios, buscando y descansando en la influencia especial del Espíritu, para que le auxiliase y le hiciese prosperar! ¡Y cuál fue el fruto feliz, al fin, después de una larga espera, y de muchas apariencias oscuras y desalentadoras: como un verdadero hijo de Jacob, persevera luchando por todas las tinieblas de la noche, hasta ver aparecer la luz del día!’

CAREY, WILLIAM (1761-1834)

AREY, WILLIAM (1761-1834).
William Carey nació en Paulerspury, Northamptonshire, Inglaterra el 17 de agosto de 1761 y murió en Serampur, India el 9 de junio de 1834. Desde temprana edad se convenció, por la autoridad de las Escrituras, de que los conceptos bautistas eran los correctos, uniéndose a sus filas y llegando a ser predicador. Sus congregaciones eran muy pobres por lo que tenía que sostenerse a sí mismo en el oficio de zapatero. Pero su sed de conocimientos eran tan grande que se las arregló, a pesar de su escasez de medios, para aprender latín, griego, hebreo y gran cantidad de otros conocimientos útiles, especialmente en historia natural y botánica. Su interés se centró en la situación de los paganos, sintiéndose responsable de llevarles el evangelio. El 2 de octubre de 1792 se creó, gracias a sus esfuerzos, la primera sociedad misionera bautista y el 13 de junio de 1793, él y su familia partieron para la India, acompañados por John Thomas, que anteriormente había vivido en Bengala. Al llegar a Bengala, a principios de 1794, Carey y sus compañeros perdieron todas sus posesiones, pero habiendo recibido el encargo de una fábrica de índigo en Malda, pudo cortar su dependencia económica con la sociedad misionera, comenzando la que sería la obra de su vida: el estudio y traducción de las lenguas de la India. En 1799 la fábrica se cerró y Carey fue con Thomas a Kidderpur, donde compró una pequeña plantación de índigo. Aquí, junto a Marshman y Ward, comenzó con grandes expectativas una misión, pero pronto se encontró con la oposición del gobierno indio, que prohibía el ensanchamiento misionero, obligándoles a trasladarse, con gran pérdida pecuniaria, a Serampur, un asentamiento danés (1800). Durante algún tiempo, Carey y Thomas trabajaron diligentemente en la traducción del Nuevo Testamento al bengalí. En 1801 se publicó en la imprenta que Carey había creado. Hacia ese tiempo el marqués de Vellesley le nombró profesor de lenguas orientales en el Fort William College, que había fundado en Calcuta para la enseñanza de los jóvenes del servicio civil británico. Carey desempeñó esta labor durante treinta años y enseñó bengalí, mahrati y sánscrito.
Escribió artículos sobre historia natural y botánica de la India para la Asiatic Society, de la cual fue elegido miembro en 1805, aplicando así lo que había aprendido en años anteriores. Pero todo esto era una parte, y de hecho la menos importante de su obra. Lo que le ha dado fama imperecedera fue su traducción de la Biblia, completa o en parte, solo o con otros, a veintiséis lenguas de la India. La imprenta de Serampur, bajo su dirección, hizo la Biblia accesible a más de trescientos millones de seres humanos. Además, preparó gramáticas y diccionarios de varias lenguas, como una gramática marathi (1805), una gramática en sánscrito (1806), un diccionario marathi (1810), un diccionario bengalí (1818) y un diccionario de todas las lenguas derivadas del sánscrito, que desagraciadamente fue destruido por el fuego en 1812. Posteriormente se han descubierto errores y omisiones en esas obras, pero aún así hay que honrar el trabajo de Carey al abrir camino a otros misioneros.

MARTYN, HENRY (1781-1812)

ARTYN, HENRY (1781-1812).
Henry Martyn nació en Truro, Cornualles, el 18 de febrero de 1781 y murió en Tokat, Asia Menor, el 16 de octubre de 1812. Su padre, que había sido minero, ascendió a una posición más elevada como jefe en un almacén, pudiendo enviar a su hijo a la escuela, a la que asistió desde 1788 a 1797, cuando entró en St. John’s College, Cambridge (B.A., 1801; M.A., 1804; B.D., 1805), siendo senior wrangler en 1801. En 1802 fue designado miembro de St. John’s College, obteniendo el primer premio en la composición en prosa latina. Su colegio le escogió dos veces como examinador público. En 1802 Martyn tomó la resolución de dedicar su vida a los trabajos misioneros, habiendo sido persuadido por el diario y biografía de David Brainerd. Se ofreció a la Sociedad Misionera para África y Oriente, pero al sufrir la pérdida pecuniaria que le hizo preocuparse por el futuro de su hermana, finalmente fue a la India, como capellán de la Compañía de las India Orientales. Había servido desde 1803 como coadjutor de Charles Simeon en Cambridge y el 17 de julio de 1805 zarpó para su nuevo hogar.
Llegó a Calcuta en abril de 1806. La impresión que recibió por su idolatría fue impactante. Al ver a los nativos inclinarse ante una imagen odiosa escribió: ‘Temblé como si estuviera en las inmediaciones del infierno’. No fue a su puesto, Dinapur, hasta octubre, quedándose mientras tanto en Calcuta. Su tolerante espíritu cristiano se mostró en la cordial amistad que surgió con los misioneros de Serampore. En 1806 Carey escribió: ‘Un joven clérigo, Mr. Martyn, acaba de llegar, estando poseído de un verdadero espíritu misionero… Juntos tomamos consejo y fuimos a la casa de Dios como amigos.’ (Marshman, Life of Carey, i. p. 246). En abril de 1809 Martyn fue trasladado a Canwpur. Además de sus tareas entre los soldados e ingleses residentes, predicó a los nativos, preparando traducciones en su lengua. Dotado de incomparables talentos lingüísticos, rápidamente se hizo fluido en hindi, por lo que su predicación resultó atractiva, de modo que hasta el momento de tener que dejar Cawnpur por enfermedad, tenía audiencias de ochocientas personas.
La influencia más permanente de Martyn fue ejercida por sus traducciones. El 24 de febrero de 1807 había acabado la traducción de una parte del Libro de Oración Común (Calcuta, 1814) y en marzo de 1808 acabó la versión hindi del Nuevo Testamento (Serampore, 1814). Por deseo de sus amigos, acometió la supervisión de una versión persa del Nuevo Testamento. En este objetivo tuvo menos éxito, siendo su versión devuelta para ser revisada. De salud precaria, determinó en 1810 hacer un viaje a Inglaterra para recuperarse, pero el rechazo de su versión persa le indujo a hacer un viaje a Persia para descanso y revisión de la versión. Partiendo en enero de 1811, Martyn llegó a Shirat, donde no sólo acabó el Nuevo Testamento persa (San Petersburgo, 1815; revisión, Calcuta, 1816), sino que hizo una versión de los Salmos (Londres, 1824). Su saber y habilidad en la discusión con los musulmanes produjeron una convulsión en la ciudad, lo que hizo que el experto en Derecho islámico le retara a una disputa pública con él. Deseoso de presentar una copia del Nuevo Testamento al Shah de Persia, Martyn encaminó sus pasos a Tabriz, para conseguir una carta de recomendación del ministro británico Sir Gore Ouseley. En este viaje su cuerpo quedó a merced de la fiebre y el enfriamientito, salvando por poco su vida. En Tabriz igualmente entabló una animada discusión con los musulmanes, arriesgando su vida por la audaz confesión de Cristo como Hijo de Dios. No pudo poner el Nuevo Testamento en manos del monarca persa, pero lo dejó con Sir Gore, quien lo hizo por él. Martyn se dirigió hacia Constantinopla. La fiebre le consumía, pero con paciencia perseverante la sobrellevó. No pasó de Tokat. Su cuerpo descansa en el cementerio armenio en esa localidad. Además de las traducciones ya mencionadas escribió Sermons of Henry Martyn (Calcuta, 1822); Controversial Tracts and Mohammedanism and Christianity (Cambridge, 1824) y su Journals and Letters (ed. S. Wilberforce, 2 vols., Londres, 1837). De su diario procede el siguiente pasaje:
‘Septiembre 24.-La determinación que tenía yo al irme a acostar anoche, de dedicar este día a la oración y al ayuno, pude por fortuna ponerla en práctica. En mi primera oración porque se nos librara de pensamientos mundanales, contando con el poder y las promesas de Dios para fijar mi alma mientras yo oraba, me vi auxiliado para abstenerme casi enteramente del mundo, por cerca de una hora. En seguida leí la historia de Abraham para ver cuán familiarmente se había revelado Dios a los mortales en la antigüedad. Después orando por mi propia santificación, mi alma respiró libre y ardientemente en la atmósfera de la santidad de Dios, y ésta fue para mí la mejor hora del día.’

JUDSON, ADONIRAM (1788-1850)

UDSON, ADONIRAM (1788-1850).
Adoniram Judson nació en Malden, Mass., el 9 de agosto de 1788 y murió a bordo de un navío en la costa de Birmania el 12 de abril de 1850.
Primera etapa y obra.
Se graduó el primero de su clase en la universidad Brown en 1807. Tras enseñar en la escuela durante un año en Plymouth entró al seminario Andover en el otoño de 1808, aunque ‘no como profesor de religión, ni candidato al ministerio, sino como persona profundamente interesada en el asunto y deseoso de llegar a la verdad’. En mayo siguiente hizo profesión de fe en la Tercera Iglesia Congregacional en Plymouth, de la que su padre era pastor. Su atención se fijó en el esfuerzo misionero en tierras paganas a consecuencia del Star in the East de Buchanan en 1809; en febrero de 1810 se dedicó a esa tarea. Hacia ese tiempo había entrado en contacto con un grupo de jóvenes entre los que se encontraban Mills, Nott, Newell y Richards, sometiendo los tres primeros una declaración a la asociación general de ministros en Bradford, Mass., lo que llevó a la fundación de la American Board of Commissioners for Foreign Missions. En enero de 1811 fue enviado a Inglaterra por dicha organización, para promover medidas de afiliación y cooperación con la London Missionary Society. Regresó sin conseguir los resultados apetecidos, pero fue designado, con Nott, Newell, Hall y Rice, misionero a la India. Fue ordenado, junto con esos cuatro hombres, el 6 de febrero de 1812 en Salem, Mass., zarpando el día 19 de Nueva York con su esposa y Newell y la suya para Calcuta, adonde llegaron el 17 de junio. En el viaje sus ideas sobre el modo de bautismo cambiaron y tras su llegada a la India, Judson y su esposa fueron bautizados por inmersión en la iglesia bautista de Calcuta. A consecuencia de este cambio su afiliación también cambió, quedando bajo las órdenes de la American Baptist Missionary Union en 1814. La Compañía de las Indias orientales le prohibió su tarea misionera en la India y tras diversas vicisitudes llegó a Rangún, Birmania, en julio de 1813, fijando su residencia en la casa misionera de acogida de Felix Carey. Judson se puso a estudiar la lengua en la que después sería un avanzado erudito. Tras seis años de trabajo, el primer convertido, Moung Nan, fue bautizado en Rangún el 27 de junio de 1819. Era la primera conquista para la Iglesia en Birmania. Desde 1821 a 1826, durante la guerra de Inglaterra con Birmania, Judson sufrió duras pruebas, siendo encarcelado durante diecisiete meses en las prisiones de Ava y Oung-pen-la, siendo encadenado durante nueve meses con grillos. Sus sufrimientos por la fiebre, insoportable calor, hambre y crueldad de sus guardianes constituyen una de las narraciones más impactantes de la historia misionera.
La señora Judson.
La esposa de Judson, Ann Hasseltine, no sufrió menos que su marido, aunque no llegó a ser encarcelada. Sus heroicos esfuerzos para liberar de los sufrimientos a los presos ingleses recibieron el más caluroso tributo de gratitud y reconocimiento en ese tiempo. Nació en Bradford, Mass., el 22 de diciembre de 1789 y se casó el 5 de febrero de 1812. Entró con gran entusiasmo en la obra misionera y estableció una escuela para chicas en Rangún. En 1821 efectuó una visita a América. Su salud nunca fue robusta, pero ella combinó con fuertes capacidades intelectuales un destacado heroísmo y fortaleza. Durante el encarcelamiento de su marido fue incansable en su sacrificio, yendo sin temor del palacio a la prisión entre la tumultuosa población birmana. Murió el 24 de octubre de 1826, siendo el suyo uno de los grandes nombres en la historia misionera.
Obra posterior; visita América.
En 1826 Judson trasladó su residencia a Amherst, en Tenasserim, y en 1830 comenzó a predicar a los karens. En 1835 terminó la revisión del Antiguo Testamento en la lengua birmana y en 1837 la del Nuevo Testamento. En este año hubo 1.144 bautizados en Birmania. Tras una ausencia de más de treinta años, regresó en 1845 a Estados Unidos. En el viaje, su segunda esposa (Sarah Hall Boardman) murió el 1 de septiembre en Santa Helena. Ella era viuda del Dr. Boardman, también misionero, casándose con Judson en 1834. La llegada de Judson a los Estados Unidos fue el detonante de una explosión de admiración por la obra misionera, disparándose el interés en la causa que él representaba. Por todas partes las multitudes se apiñaban para escucharle. Sin embargo, él esquivaba la mirada pública y era tímido hablando. En 1823 la universidad Brown le honró con un doctorado. El 11 de julio de 1846 zarpó de nuevo para Birmania, habiéndose casado unos días antes con Emily Chubbuck de Eaton, N. Y., que ya era bien conocida bajo el apelativo de Fanny Forester. Llegaron a Rangún y pasaron el resto de su vida revisando su diccionario inglés-birmano (ed. E. A. Stevens, Maulmain, 1852). Su salud ya estaba quebrantada y murió en el viaje a la isla de Bourbon. Su cuerpo fue depositado en el mar.
Judson estuvo dotado de poderosas facultades intelectuales y buscó en su vida cristiana, por influencia de las obras de Madame Guyon y otros, una clase de piedad ferviente. Su confianza en el éxito del esfuerzo misionero nunca flaqueó. Al ser preguntado, en su visita a América, si el futuro era brillante para la conversión del mundo, inmediatamente replicó: ‘Tan brillante como las promesas de Dios’. El nombre de Adoniram Judson tendrá siempre un lugar de primer rango entre los misioneros americanos a tierras paganas. Pertenece a la primera fila de aquellos misioneros y su heroísmo, sabio juicio y trabajo diligente no han sido superados por ninguno de los que vinieron después.

MOFFAT, ROBERT (1795-1883)

OFFAT, ROBERT (1795-1883).
Robert Moffat nació el 21 de diciembre de 1795 en Ormiston, Escocia y murió el 9 de agosto de 1883 en Leigh, Inglaterra.
Desde niño tuvo inclinaciones espirituales y tras presentarse como candidato a la tarea misionera con la London Missionary Society fue aceptado y enviado a Sudáfrica en 1816. Primero fue a Namqua Land, donde fue ayudado por Afrikaner, un jefe nativo convertido por él. De allí fue a Lattakoo en 1820, luego a Kuruman en 1825. Desde 1839 a 1843 estuvo en Londres enseñando para su organización misionera y traduciendo los Salmos. En ese tiempo conoció a Livingstone, consiguiendo sus servicios para la misión bechuana. En 1843 volvió a su tarea en Kuruman y en 1857 acabó su traducción de la Biblia. En 1870 regresó a Inglaterra permanentemente. En 1872 fue honrado con un doctorado en teología por la universidad de Edimburgo y un donativo de cinco mil libras de sus amigos. Él y su esposa, que compartió sus trabajos y peligros, fueron pioneros en la obra misionera sudafricana, siendo fieles amigos de los nativos. Moffat demostró ser un capaz organizador, maestro y traductor. Durante su obra en Sudáfrica trabajó a intervalos en una traducción de la Biblia al chuana (bechuana, sechuana), que fue publicada en Londres en 1872 y revisada en 1890. Fue el autor de A Book of Hymns in Chuana (Mission Press, Kuruman, 1838); Missionary Labours and Scenes in Southern Africa (Londres, 1842); Rivera of Water in a Dry Place, being an Account of the Introduction of Christianity into South Africa, and of Mr. Moffat’s Missionary labours (1863).

BRIDGMAN, ELIJAH COLEMAN (1801-1861)

RIDGMAN, ELIJAH COLEMAN (1801-1861).
Elijah C. Bridgman fue un misionero congregacional nacido en Belchertown, Mass., el 22 de abril de 1801 y muerto en Shangai, el 2 de noviembre de 1861. Se graduó en el Amherst College en 1826 y en el Andover Theological Seminary en 1829, embarcándose al año siguiente, el día 14 de octubre, para Cantón, bajo la aprobación de la American Board. Llegó allí el 25 de febrero de 1830 y vivió en esa ciudad hasta 1847, cuando se trasladó a Shangai para supervisar la traducción de la Biblia. En 1832 comenzó, como obra de amor, la edición del valioso rotativo mensual The Chinese Repository, siendo su editor hasta 1851. En 1841 sacó a luz su crestomatía china. En 1844 fue uno de los dos secretarios de la legación de Caleb Cushing con motivo de su especial comisión a China, rindiendo importantes servicios. En febrero de 1852 dejó Shangai para una visita a América, llegando allí el 16 de junio; el 12 de octubre partía de Nueva York y volvía a Shangai el 3 de mayo de 1853.

DUFF, ALEXANDER (1806-1878).

UFF, ALEXANDER (1806-1878).
Alexander Duff nació el 26 de abril de 1806 en Moulin, Perthshire, Escocia y murió el 12 de febrero de 1878 en Edimburgo. Estudió en la escuela de Perth y en la universidad de St. Andrews, bajo el Dr. Chalmers y otros, licenciándose y embarcándose para Calcuta en 1829. Durante el viaje perdió todos sus libros en un naufragio. Determinó hacer de la institución educativa una característica sobresaliente de su tarea en la India, teniendo el valioso apoyo de un hindú para su escuela en Calcuta, que fue dirigida según dos principios: que las Escrituras serían leídas en cada clase que pudiera leer y que mediante la lengua inglesa la ciencia occidental sería enseñada, sin importar la revolución que pudiera causar en muchas nociones hindúes. Duff preparó varios libros de texto, incluyendo uno sobre ética cristiana y elementos de política económica. Su escuela rápidamente se hizo popular e influyente. Sin embargo, la enseñanza del inglés levantó oposición entre los europeos residentes, incluyendo algunos de los misioneros antiguos, poniéndole en conflicto su método con el Colegio Hindú, ya establecido, que quería evitar cualquier ofensa al sentimiento indio, manteniendo una atmósfera secularista. Duff se ganó la confianza del gobernador Lord William Bentinck y de T. B. Macaulay (posteriormente Lord Macaulay), sumado a su poderosa defensa por la causa de la educación en inglés; la neutralidad del gobierno garantizó la seguridad de la tarea cristiana y de las costumbres indias. Duff hizo sentir su influencia en cada movimiento social gracias a su creciente conocimiento de la India. Como editor de Calcutta Review fue uno de los principales factores no oficiales en política y administración, siendo escuchado su consejo con respeto, tanto por las autoridades en la India como por las comisiones en Escocia.
De vuelta a Escocia en 1834 por mala salud, Duff hizo una gira por el país, incrementándose el interés en su misión, aunque al principio halló apatía. Sus alocuciones en la Asamblea General fueron verdaderamente elocuentes, siendo considerado igual al Dr. Chalmers. Se intentó que se quedara en Escocia, pero él regresó a la India, prosiguiendo allí su obra. Ante la desunión de la Iglesia escocesa en 1843, se unió, como otros misioneros, con la Iglesia Libre. Como la propiedad de la misión pertenecía legalmente a la primera, Duff fue despojado de todo, pero sus amigos salieron en su apoyo, con el resultado de que la eficacia de la obra fue redoblada. En la Asamblea General de la Iglesia de Escocia y de las Iglesias Unidas Libres tenida en 1907 se dieron pasos para la unidad de los dos colegios misioneros, fundados en Calcuta por Duff. En 1850 regresó a Escocia otra vez, con la idea de renovar el interés de la Iglesia Libre en la causa misionera. Fue propuesto en 1851 como presidente de la Asamblea General. También visitó América en 1864, bajo los auspicios de George H. Stuart, de Filadelfia, causando una profunda impresión en Canadá y Estados Unidos.
Volvió a la India y continuó sus labores durante algunos años, pero su salud se resquebrajó, regresando permanentemente a Escocia en 1864. Designado moderador del comité de misiones extranjeras, tuvo la tarea principal de dirigir la obra extranjera de la Iglesia Libre, dejando su huella en muchos aspectos. Mostró su catolicidad por el interés en las misiones sudafricanas y especialmente por la parte que tuvo en organizar la misión Livingstoniana en el lago Nyassa. En 1867 fue designado primer profesor de teología evangelística en la Iglesia Libre.
Tomó parte activa en muchos movimientos importantes en Escocia. Fue activo promotor de la proyectada unión de la Iglesia libre, presbiteriana unida, reformada presbiteriana y presbiteriana inglesa, que, sin embargo, fracasó. Fue moderador por segunda vez en 1873. Al final, su consejo y moderación fueron buscados por los estadistas indios y por toda clase de sociedades religiosas en Inglaterra y Escocia. Sus principales publicaciones están relacionadas con la misión a la India.

KRAPF, JOHANN LUDWIG (1810-1881)

RAPF, JOHANN LUDWIG (1810-1881).
Johann Ludwig Krapf nació en Derendigen, cerca de Tubinga, el 11 de enero de 1810 y murió en Kornthal el 26 de noviembre de 1881. Estudió en la escuela latina en Tubinga, en la de la misión Basilea y en la universidad de Tubinga; tras una corta experiencia como vicario y profesor fue enviado en 1838 a Abisinia, con la Church Missionary Society, pero el intento fracasó por la hostilidad católica. En 1839 fue a Shoa, al sur de Abisinia, ganándose la confianza y protección del rey de esa región, pero en 1842 la interferencia católica interrumpió de nuevo su obra. En 1844 se estableció en Mombasa, territorio musulmán, donde se ocupó de tareas misioneras, estudiando las lenguas, compilando diccionarios y traduciendo la Biblia. A consecuencia de las investigaciones en los territorios recorridos en frecuentes viajes, la obra misionera en África oriental se planificó sistemáticamente. En 1855 regresó a Kornthal, donde, salvo dos viajes en misiones especiales a África, desarrolló su obra lexicográfica y de traducción de la Biblia a las lenguas de África oriental.

PATON, JOHN GIBSON (1824-1907)

ATON, JOHN GIBSON (1824-1907).
John Gibson Paton nació en Kirkmahoe, Escocia, el 14 de mayo de 1824 y murió en Canterbury, Victoria, Australia, el 28 de enero de 1907. Fue educado en la universidad de Glasgow, en el colegio mayor de la Iglesia presbiteriana Reformada y en la universidad médica Andersonian, todas ellas en Glasgow, donde fue misionero desde 1847 a 1857. El 1 de diciembre de 1857 obtuvo su licencia y fue ordenado misionero a las Nuevas Hébridas el 23 de marzo de 1858, dejando Glasgow con su esposa Mary Ann Robson el 16 de abril. En Melbourne cambiaron para Aneitium, donde desembarcaron el 20 de agosto. Comenzaron sus labores en la isla de Tanna el 3 de noviembre de 1858. Allí el 12 de febrero de 1859 murió su esposa al dar a luz, muriendo el niño el 20 de marzo. Los nativos demostraron ser intratables, siendo Paton finalmente expulsado por sus violentos ataques el 4 de febrero de 1862. Entonces comenzó sus giras a favor de la misión en Nueva Hébridas, que le harían famoso en todo el mundo anglófono. Primero fue a las iglesias presbiterianas de Australia y Nueva Zelanda. En 1864 visitó Escocia, siendo elegido moderador del sínodo general de la Iglesia Presbiteriana Reformada, consiguiendo siete candidatos misioneros para las Nuevas Hébridas y regresando con su segunda esposa, Margaret Whitecross. Desembarcó en Sidney el 17 de enero de 1865, haciendo otra gira por las iglesias, y visitó las Nuevas Hébridas. En noviembre de 1866 estaba en una de las islas, Aniwa. El 24 de octubre de 1869 tuvo su primer servicio de comunión, llegando con el tiempo a ver a todos los nativos convertidos al cristianismo. En marzo de 1873 visitó las colonias australianas para levantar fondos, regresando a Aniwa al año siguiente; pero en 1883 planteó ante la asamblea general de la iglesia presbiteriana de Victoria la necesidad misionera de las Nuevas Hébridas, siendo enviado a Gran Bretaña en 1884 para levantar fondos. A principios del año siguiente regresó con los fondos obtenidos, visitó Aniwa, retomando sus giras misioneras por toda Australasia entre 1886 y 1892, yendo luego por Estados Unidos y Canadá y alrededor del mundo hasta regresar a Victoria en 1894. En 1897 estaba en Melbourne, imprimiendo el Nuevo Testamento en la lengua de Aniwa. En 1899 fue a Aniwa. En 1900 asistió a la conferencia misionera ecuménica en Nueva York, siendo aclamado como un gran héroe misionero. En 1901 regresó a Australia. Su salud había comenzado a fallar, muriendo su esposa el 6 de mayo de 1905. En 1904 había editado su traducción del libro de los Hechos, comenzado pruebas de lectura de Génesis. Fue un hombre de apariencia pintoresca, portador de un testimonio de gran poder.
Se describió a sí mismo como ‘un presbiteriano evangélico calvinista de la antigua Iglesia Reformada de Escocia.’ Escribió muchos tratados sobre temas misioneros y también expuso los males del tráfico Kanaka, oponiéndose además a la anexión francesa de Nuevas Hébridas en favor de la ocupación británica. Pero el libro que le hizo famoso fue su autobiografía, que fue super-ventas por la emoción de sus peligros en Tanna y Aniwa. El libro debe mucho a las habilidades literarias de su hermano, James Paton, D.D. (que murió en Glasgow el 21 de diciembre de 1906) y apareció en tres partes. John G. Paton, missionary to the Nee Hebridess. An Autobiography. Edited by his Brother (Nueva York, primera parte, 1889, segunda parte 1890; las partes tres y cuatro, que narran la historia desde 1885 hasta su muerte, aparecieron encuadernadas con la otras partes en 1907).

NEVIUS, JOHN LIVINGSTON (1829-1893)

EVIUS, JOHN LIVINGSTON (1829-1893).
John Livingstone Nevius nació cerca de Ovid, Seneca Co., N. Y., el 4 de marzo de 1829 y murió en Chefú, China, el 19 de octubre de 1893. Fue educado en el Union College, Schenectady, 1845-47 y en Princeton Theological Seminary, 1850-53. En el último año fue ordenado, aceptado por la Junta Presbiteriana y asignado a Ningpo, China. Trabajó en esa localidad entre 1854 y 1859 y en el centro misionero en Hang-chow, 1859, donde fue el primero en encontrar una base de operaciones, viajando entre 1859 y 1861 por Japón, preparando un Compendio de teología para los estudiantes chinos. A su regreso se trasladó al distrito de Shantung, en China septentrional, sirviendo en Tung-chow, 1861-64 y en Chefú, 1871-93, donde a su muerte estaba ocupado con una traducción de la Biblia. Escribió China and the Chinese (Nueva York, 1869) y Demon Possession and Allied Themes (1895).

TAYLOR, JAMES HUDSON (1832-1905)

AYLOR, JAMES HUDSON (1832-1905).
James Hudson Taylor nació en Barnsley, Yorkshire, Inglaterra, el 21 de mayo de 1832 y murió en Changsha, China, el 3 de junio de 1905. Su padre era un elocuente y capaz predicador metodista local y su madre una mujer de destacada dulzura y sufrido espíritu. Hudson Taylor combinó la capacidad de su padre con la gentil disposición de su madre. Se convirtió por la lectura de un tratado cuando tenía quince años, pasando por una destacada experiencia no mucho después, cuando se entregó a lo que Dios tuviera preparado para él. Sin él saberlo, su padre, que había estado profundamente interesado en China, había orado para que su hijo pudiera ir a esa tierra como misionero, centrándose muy pronto los pensamientos del joven Taylor en ese país, por la lectura de China (Londres, 1838) de Walter Henry Medhurst.
Con la mirada puesta en prepararse para la obra de su vida, se empleó como ayudante de un médico en Hull, estudiando posteriormente medicina en el London Hospital. El gran interés despertado en China por la rebelión de Taipei, que fue entonces erróneamente atribuido a un movimiento de masas hacia el cristianismo, junto con el encendido, pero exagerado, informe hecho por Carl Friedrich August Gutzlaff sobre la accesibilidad de China, supuso la creación de la China Evangelization Society, a cuyo servicio se ofreció Hudson Taylor, zarpando para China el 19 de septiembre de 1853 antes de completar sus estudios de medicina. Desde 1854 a 1860 estuvo en Shangai, Swatow y Nignpo, trabajando a veces en compañía con misioneros veteranos de otras sociedades y especialmente con William Chalmers Burns, de la English Presbyterian Mission. Durante este periodo se retiró de la China Evangelization Society, que subsecuentemente cesó de existir, continuando como misionero independiente y confiando en Dios para el sostenimiento de sus necesidades. Sus experiencias de la fidelidad de Dios para suplir sus propias necesidades y las del hospital en Ningpo, del que se había hecho cargo, tuvieron mucho que ver con el siguiente paso de fundar la Misión al Interior de la China. En Ningpo se casó con Maria Dyer, hija del pastor Samuel Dyer de la London Missionary Society. De los hijos nacidos del matrimonio, tres sobrevivieron a su padre y dos fueron misioneros en China.
Pasó cinco años desde 1860 en Inglaterra y en compañía del reverendo Frederick Foster Gough de la Church Missionary Society, terminando la revisión de una versión del Nuevo Testamento en la lengua vernácula de Ningpo para la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera y también acabó su carrera médica. Para estimular el interés en las misiones, publicó un libro titulado China, its Spiritual Need and Claims (Londres, 1865) que ha sido de mucha utilidad en el surgimiento de misioneros y voluntarios para China. En 1865, en Brighton, Taylor se entregó definitivamente a la tarea de fundar una nueva sociedad para acometer la evangelización del interior de la China. En mayo de 1866 él, con su esposa e hijos y una compañía de dieciséis misioneros, zarpó para China. Para 1911 la organización contaba con casi mil misioneros, apoyados por cientos de miles de donantes, sin necesidad de solicitar fondos públicos. Desde la fundación de la misión en 1865, el tiempo de Taylor estuvo más y más ocupado como director general de una obra creciente. Sus deberes necesitaron que hiciera largos viajes por China y frecuentes visitas a Inglaterra. En 1888 comenzó un ministerio más amplio con la inauguración de una sede central en Norteamérica. Dos años más tarde se fundó otro centro en Australasia. Varias visitas al continente europeo tuvieron como resultado el comienzo de misiones asociadas, que reconocieron a Taylor como su director general en el campo.
La creciente tensión y constante presión asociadas a tal obra, frecuentemente amenazaban con provocar un estallido, pero Taylor, aunque sin la fuerza de su juventud, se recuperó extraordinariamente. Sin embargo, durante la conferencia en Nueva York en 1900 comenzaron a manifestarse los primeros signos del quebranto de su salud. Estando ya asociado con Dixon Edward Hoste en la dirección de la misión, poco a poco fue dejando sus grandes responsabilidades, aunque con el deseo de ayudar como director consultivo, viviendo retirado en Suiza. Su segunda esposa, con quien se había casado en 1871 y con quien tuvo dos hijos, murió en el verano de 1904. A principios de 1905, Taylor determinó, aunque extremadamente débil, ir a China. Tras visitar varios centros llegó a Changsha, la capital de la anteriormente anti-extranjera provincia de Hunan, donde súbita y pacíficamente murió. Fue enterrado en Chinkiang, al lado de su primera esposa y de sus hijos, que habían muerto en China.
Como estudiante de la Biblia, Taylor fue único. Creyendo firmemente en la inspiración plenaria de las Escrituras y poniéndolas a prueba diariamente en su vida y trabajo, se convirtió en un notorio expositor, siendo sus enseñanzas grandemente apreciadas en diversas convenciones en Europa y Norteamérica. Como líder de hombres y cuidadoso organizador, tuvo dones preeminentes. Estando convencido de su deber, cada detalle era cuidadosamente pensado y arreglado, no permitiendo que dificultad u oposición le intimidara. Dotado con la capacidad de dominar al sueño, trabajaba día y noche, descansando sólo cuando su naturaleza exhausta le obligaba. Ningún día comenzaba sin un periodo reposado de oración y estudio de la Biblia. James Hudson Taylor fue, en palabras del profesor Gustav Warneck, ‘Un hombre lleno del Espíritu Santo y de fe, de total sometimiento a Dios y su llamamiento, de gran renuncia de sí mismo, corazón compasivo, raro poder en la oración, maravillosa facultad organizativa, iniciativa enérgica, perseverancia infatigable y de asombrosa influencia en otros, aderezado todo con humildad infantil.’ Taylor fue el autor de Union and Communion (Londres, 1893); A Retrospect (1894); Separation and Service (1898) y A Ribband of Blue, and other Bible Studies (1899).

RAMABAI, SARASVATI (1858-1922)

AMABAI, SARASVATI (1858-1922).
Sarasvati Ramabai nació en 1858 en los bosques de la India meridional. Era hija de un entendido brahmán, Ananta Shastri, quien la educó en la sabiduría hindú, de manera que cuando todavía era joven alcanzó el grado de pandita (docta), que normalmente estaba reservado a los hombres. Su padre, que había sido rico, perdió sus propiedades quedando ciego, por lo que la familia vagó por la India en necesidad apremiante, hasta el punto de que sus padres y su hermana mayor murieron de hambre. Ella y su hermano dieron clases acerca de la importancia de la educación femenina, mejorando sus fortunas. Sin embargo su hermano murió y Ramabai quedó sola. Para ese entonces ella tenía una reputación, siendo recibida con honores en altos círculos. En 1880 se casó en Calcuta con Bipin Bihari Medhavi, un compañero de la universidad de Calcuta y abogado en ejercicio. Pero antes de dos años se quedó viuda con una hija pequeña. Entonces retomó sus clases sobre la educación de las mujeres indias, estableciendo en Poona una sociedad de damas, Areja Mahita Somaj, con el objeto de impedir los matrimonios concertados de niñas. En 1883 fue a Inglaterra, donde se convirtió al cristianismo, enseñando durante tres años sánscrito en el colegio de damas en Cheltenham. En 1886 visitó América, donde recaudó mucho dinero dando conferencias y a través de las asociaciones que sus amigos formaron, de manera que a su regreso a la India en 1889 pudo cumplir su ambición y abrir en Bombay una escuela para muchachas de la alta casta hindú, especialmente viudas jóvenes. Esta escuela fue trasladada a Poona en 1891.
En 1898 fue invitada a la convención de Keswick, en Inglaterra, donde habló en nombre de 140 millones de mujeres de la India. Allí testificó que por medio de esta convención había aprendido sobre la experiencia con el Espíritu Santo y que, aparte de esta experiencia, ella nunca habría sido de utilidad espiritual. Su visión era que mil mujeres cristianas hindúes fueran llenas del Espíritu Santo para esparcir el evangelio por la India. Ramabai se involucraría con movimientos internacionales dedicados a la santidad, renovación y misiones, especialmente la Alianza Cristiana y Misionera. Otro movimiento que jugó un papel importante en su vida fue el avivamiento de Gales, que tuvo lugar en 1904 y que aumentó su hambre por la plenitud del Espíritu Santo. El día 29 de junio de 1905, mientras estaban reunidas, el Espíritu Santo cayó sobre un gran número de mujeres que comenzaron a llorar y a confesar sus pecados. Durante ese periodo el centro se convirtió en un notable foco de avivamiento y centenares de muchachas testificaron del fuego santo que las abrasaba, dedicándose por horas a la oración. Ramabai era una ejecutiva nata, además de erudita, evangelista y reformadora. En una ocasión cuando más de 700 niños abandonados no tenían ropa nueva que ponerse, llegó un gran cargamento en respuesta a sus oraciones. Ella los congregó en el centro de la iglesia y les leyó el Salmo 34:10: “Los leoncillos necesitan y tienen hambre; pero los que buscan al Señor no tendrán falta de ningún bien.” Cuando sus antiguos amigos brahmanes la amenazaron con destruir sus edificios y obra, Ramabai recibió la promesa de Dios: “Ningún arma forjada contra ti prosperará.” (Isaías 54:17). Ya fuera el hambre, el fuego, tormentas o amenazas, Dios respondió a sus oraciones y la obra nunca se vino abajo. En los últimos 15 años de su vida, se dedicó a la inmensa tarea de traducir la Biblia al marathi. Primero tuvo que aprender griego y hebreo, luego hubo de acomodar este trabajo a sus otras ocupaciones. Aunque se estaba quedando sorda y por ese tiempo murió su hija, no abandonó esta tarea que se había propuesto. Había casi completado la corrección de pruebas de la Biblia marathi, cuando cayó enferma. Diez días más tarde, el 5 de abril de 1922, cuando hubo leído la última prueba, durmió para despertarse en la presencia de Aquel a quien había amado y servido.

ZWEMER, SAMUEL MARINUS (1867-1952)

WEMER, SAMUEL MARINUS (1867-1952).
Samuel Marinus Zwemer nació en Vriesland, Ottawa Co., Mich., el 12 de abril de 1867 y murió en Nueva York el 2 de abril de 1952. Fue educado en Hope College, Holland, Mich. (A.B., 1887) y New Brunswick Theological Seminary (1890), decidiendo ser misionero al mundo árabe. En 1888 no existía ninguna organización cristiana americana al mundo musulmán. En 1890 viajó a Beirut, donde comenzó su estudio del árabe, viajando luego a El Cairo y decidiendo empezar su obra misionera en Basora, donde trabajó denodadamente durante seis años. Allí se casó con Amy Wilkes, una misionera enfermera de Australia, comenzando juntos una nueva misión en Bahrein, entonces bajo poder británico y en Arabia, viajando durante ese tiempo extensamente por la península arábiga. Fue organizador y presidente de la conferencia misionera en El Cairo en 1906, aunque residió principalmente en Estados Unidos entre 1905 y 1910, haciendo mucha obra misionera en las iglesias de su denominación. En 1910 volvió al campo misionero en el Golfo Arábigo. En 1912 comenzó a enseñar en el seminario presbiteriano en El Cairo, la ciudad donde la más antigua e influyente universidad islámica, Al-Azhar, está situada. Durante los siguientes años viajó extensamente por el norte de África, también lo hizo por la India e Indonesia; incluso viajó a China, donde fue invitado a hablar en mezquitas en varias ciudades por su capacidad para hablar árabe y su entendimiento del Islam. En 1929 fue designado profesor de misiones y de historia de la religión en Princeton Theological Seminary, donde enseñó hasta 1938, aunque sin dejar de hablar en institutos, seminarios, convenciones e iglesias, donde inspiró y movilizó a muchos. Tras pronunciar tres conferencias a principios de 1952 en una reunión de Inter-Varsity Christian Fellowship en Nueva York, sufrió un ataque al corazón a consecuencia del cual murió poco después.
Ha escrito Arabia, the Cradle of Islam, with an Account of Islam and Mission-Work (Nueva York, 1900); Raymond Lull, First Missionary to the Moslems (1902); Topsy-Turvy Land: Arabia Pictured for Children (en colaboración con su esposa; 1902); Islam: A Challenge to Faith (1908); Nearer and Farther East: Studies of Moslem Lands and Siam, Burma, and Korea (en colaboración con A. J. Brown; 1908) ; The Unoccupied Mission Fields of Africa and Asia (1911); Daylight in the Harem (1911; en colaboración con Annie Van Sommer) y en parte Islam and Missions (1911). En 1911 comenzó la publicación de Tfie Moslem World, editado en Londres, colaborando con Annie Van Sommer en la edición de Our Moslem Sisters (Nueva York, 1907) y con E. M. Wherry y J. L. Barton editando Mohammedan World of To-Day (1907).

SCHWEITZER, ALBERT (1875-1965)

CHWEITZER, ALBERT (1875-1965).
Albert Schweitzer nació el 14 de enero de 1875 en Kaysersberg, Alta Alsacia, y murió el 4 de septiembre de 1965 en Lambaréné, Gabón.
Era hijo de un pastor luterano, obteniendo el doctorado en filosofía por la universidad de Estrasburgo en 1899, donde había estudiado filosofía y teología. Al mismo tiempo, daba clases de filosofía y predicaba en la iglesia de San Nicolás, recibiendo al año siguiente el doctorado en teología. Su libro Von Reimarus zu Wrede (1906) (A la búsqueda del Jesús histórico), le catapultó a la cima mundial de los estudios teológicos. En esa y otras obras subrayó las ideas escatológicas de Jesús y Pablo, afirmando que ambos esperaban un fin inminente del mundo. Durante esos años, Schweitzer también demostró ser un consumado músico, comenzando su carrera como organista en Estrasburgo en 1893. Charles-Marie Widor, su profesor de órgano en París, reconoció la valía de Schweitzer como intérprete de Bach, pidiéndole un estudio de la vida y arte del compositor. El resultado fue J.S. Bach: le musicien-poète (1905). En esta obra, Schweitzer valora a Bach como un místico religioso, gustándole su música por las fuerzas impersonales y cósmicas del mundo natural.
En 1905 anunció su intención de ser médico misionero en obra filantrópica, consiguiendo en 1913 su doctorado en medicina. Con su esposa, Hélène Bresslau, quien se había preparado como enfermera para poder ayudarle, se marchó a Lambaréné en la provincia de Gabón del África Ecuatorial Francesa. Allí, a las orillas del Ogooué construyó un hospital, con la ayuda de nativos, que equipó y mantuvo de sus ingresos, completado más tarde por donativos individuales y fundaciones de muchos países. Detenido brevemente como enemigo aliado (alemán) y más tarde en Francia, como prisionero de guerra durante la I Segunda Guerra Mundial, dirigió su atención hacia los problemas del mundo, escribiendo su Kulturphilosophie (1923), en la que expone su filosofía personal de ‘reverencia por la vida’, un principio ético en el que están incluidas todas las criaturas, lo cual creía esencial para la supervivencia de la civilización. En 1924 regresó a África para reconstruir el derruido hospital, que reconstruyó a pocos kilómetros del anterior en el curso del río Ogooué. También se añadió una colonia de leprosos. Hacia 1963 había trescientos cincuenta pacientes con sus parientes en el hospital y ciento cincuenta en la leprosería, servidos todos por treinta y seis médicos blancos, enfermeras y varios obreros nativos.
Nunca dejó enteramente su pasión musical ni sus intereses intelectuales. Publicó Die Mystik des Apostels Paulus (1930), dio conferencias y recitales de órgano por toda Europa, grabando discos y reanudando su edición de las obras de Bach, comenzada con Widor en 1911 (Bachs Orgelwerke, 1912–14). Su alocución al recibir el premio Nobel de la Paz, Das Problem des Friedens in der heutigen Welt (1954), tuvo amplia difusión mundial. A pesar de las críticas ocasionales a las prácticas médicas de Schweitzer, de ser autocrático y primitivo, y a pesar de la oposición que a veces levantó su posición teológica, su influencia ha continuado teniendo un atractivo moral, siendo frecuente fuente de ánimo para otros médicos misioneros.

CAMERON TOWNSEND, WILLIAM (1896-1982).

AMERON TOWNSEND, WILLIAM (1896-1982).
William Cameron Townsend nació en Eastvale, California, el 9 de julio de 1896 y murió el 23 de abril de 1982 en Waxho, Carolina del Norte.
Cuando tenía 21 años y estudiaba en el Occidental College sintió la necesidad de involucrarse en un trabajo espiritual con el pueblo centroamericano. Eligiendo como norma en todos los aspectos de su vida el documento más importante de la cultura occidental, la Biblia (la base de su propia orientación espiritual), Townsend fue a América Central para poner este volumen histórico a disposición de ese pueblo. Al mezclarse muy de cerca con la gran población indígena, vio la necesidad de laborar en el plano científico y práctico junto con el espiritual. Por consiguiente, él y su esposa Elvira se instalaron entre los indígenas cakchiquel de Guatemala. Se dedicaron con tesón a la tarea de aprender este idioma que carecía de forma escrita. En 1926 Townsend publicó un análisis estructural del sistema verbal cakchiquel y por ende se convirtió en uno de los primeros hombres en tener éxito en describir el complicado sistema gramatical de un idioma vernáculo a base de su propia estructura. Antes, la mayoría de los que habían intentado analizar los idiomas indígenas americanos habían tratado de forzar sus análisis al molde del latín debido a su influencia europea. El trabajo de Townsend fue ensalzado por el catedrático Edward Sapir, uno de los grandes lingüistas en el ámbito mundial de esa época, quien enseñó que toda lengua debe describirse desde el punto de vista de su propia estructura. Parte del trabajo de Townsend sobre el sistema verbal cakchiquel fue publicada bajo el título Comparaciones Morfológicas entre Cakchiquel y Náhuatl en investigación maya, empezó a contemplar estudios intensivos que comparan las estructuras gramaticales y los sistemas fonológicos entre esas lenguas con el propósito de reconstruir la lengua antecedente que tuvieran en común. Posteriormente esto afectó la orientación de la labor del ILV.
Sin embargo, a medida que avanzaba con el aspecto científico del trabajo, empezó a materializar las consecuencias culturales y prácticas de su sueño. Confeccionó un alfabeto para el idioma cakchiquel adaptado tanto como fuera posible al alfabeto castellano, el idioma mayoritario. Elaboró una técnica especial para enseñar a la gente a leer, denominada Método Psicofonémico, e hizo cartillas en las que incorporó su técnica. El propósito de esta innovación era enseñar a la gente a leer utilizando sólo una pequeña parte del alfabeto en las primeras lecciones y después presentar gradualmente las otras letras.
Para publicar estas cartillas Townsend estableció una pequeña imprenta. Para enseñar la lectura, instituyó campañas de alfabetización para adultos y también para niños con la ayuda de los educadores locales. Fundó varias escuelas para niños indígenas; estableció una pequeña clínica y una cooperativa cafetalera; ayudó a construir pequeñas represas para el riego, e introdujo semillas y métodos agrícolas mejorados.
En cuanto al aspecto espiritual, Townsend y sus talentosos co-traductores del cakchiquel tradujeron con diligencia el Nuevo Testamento a su idioma, publicándolo en forma bilingüe. A medida que se formaban pequeños grupos de estudio, los cakchiquel encontraron en las páginas del Nuevo Testamento traducido a su idioma, una defensa ante la intrusión del mundo industrializado y su secularismo inevitable.
Fue durante la segunda década de este tipo de labor, en 1931, que el destacado educador mexicano, el catedrático Moisés Sáenz, providencialmente se enteró del programa de tres facetas de Townsend mientras viajaba por Guatemala. Visitó las escuelas que Townsend había fundado, conversó con los niños y sus padres, vio con buenos ojos el impacto positivo en la cultura cakchiquel, e invitó a Townsend a México a realizar el mismo tipo de labor.
Las obligaciones de su labor en Guatemala no le permitieron aceptar la invitación del Dr. Sáenz en aquella época. Después, Townsend se enfermó de tuberculosis y se vio forzado a regresar a California. Pero, a medida que su salud mejoraba, hizo planes para realizar otras labores en América Latina. Fue a México a estudiar las posibilidades de emprender el programa propuesto por el Dr. Sáenz. Sin embargo, se convenció que era poco lo que un hombre solo podría realizar entre los cincuenta grupos minoritarios de México. (En la actualidad, se sabe que las 20 familias lingüísticas de México pueden abarcar desde 150 hasta 200 variantes lingüísticas.) Por eso, y pesar de la Gran Depresión en los Estados Unidos, Townsend se atrevió a iniciar una escuela de capacitación que reclutaba y preparaba a hombres y mujeres jóvenes para laborar con él. Por consiguiente, en el verano de 1934 él, junto con un joven cakchiquel y tres estudiantes, se encontraban viviendo en una granja abandonada en el estado de Arkansas. ¡Ésta fue la primera sesión del Instituto Lingüístico de Verano! Los estudiantes adquirieron experiencia en la vida primitiva y aprendieron técnicas de supervivencia en el rústico interior de las montañas Ozark. Se sentaban en barrilitos donados. La teoría lingüística utilizada en esta sesión se derivó principalmente del trabajo de Townsend sobre el idioma cakchiquel, y el joven cakchiquel constituyó una ayuda valiosa para poner en práctica la teoría presentada.
Como se mencionó, tres estudiantes asistieron a la primera sesión; al siguiente año llegaron cinco. Ese año hubo clases de fonética para enseñar técnicas de reconocimiento y trascripción de sonidos previamente desconocidos y para coleccionar alfabetos que reflejaran con precisión el sistema de sonidos del idioma estudiado y, hasta donde fuera posible, asemejarse a la ortografía del idioma mayoritario. Se hicieron contrastes de las estructuras de los idiomas indígenas americanos con las de los idiomas indoeuropeos. Se formalizó el Método Psicofonémico de Townsend para la enseñanza de lectura. Se puso énfasis en una profunda comprensión de las culturas y de los pueblos minoritarios.
Ese otoño, 1935, Townsend y su esposa, Elvira, con unos cuantos estudiantes, viajaron a México para empezar su nueva labor. Los Townsend se instalaron en un diminuto pueblo de lengua y cultura náhuatl, a dos horas de viaje de la ciudad de México. Así como Sáenz había dado su apoyo entusiasta, el Dr. Mariano Silva y Aceves, ex-rector de la Universidad Nacional Autónoma de México y en ese entonces Director del Instituto Mexicano de Investigación Lingüística, a su vez ayudó a Townsend en el aspecto académico del programa. El Secretario de Trabajo, el Lic. Genaro Vásquez, intensamente interesado en un programa cultural para los indígenas, autorizó que su departamento publicara las cartillas que Townsend había preparado para enseñar a leer a los nahua-hablantes.
El Presidente de México, General Lázaro Cárdenas, se enteró de que los Townsend vivían en un pueblo náhuatl empobrecido y los visitó allí. Expresó cierto interés por los esfuerzos lingüísticos que Townsend había realizado y por las cartillas en náhuatl que había elaborado, pero estaba especialmente entusiasmado por los proyectos de ayuda práctica que los Townsend ya habían empezado. El Presidente Cárdenas rápidamente vio la necesidad de añadir esta ayuda especializada al programa educativo del gobierno en las áreas indígenas. Invitó a Townsend a que trajera todo el personal que pudiera reclutar para que estudiara las lenguas minoritarias de México y para enseñar a la gente, siguiendo el ejemplo de Townsend, especialmente en lo referente a proyectos prácticos.
Con este estímulo, los Townsend reclutaron más jóvenes en los Estados Unidos y regresaron a México el otoño siguiente, 1936, con un grupo más grande de estudiantes. En parejas, los estudiantes se diseminaron por varios pueblos apartados de México para empezar la tarea prodigiosa de aprender un idioma no escrito. Mientras tanto, en el pueblo náhuatl de Teteicingo donde laboraban los Townsend, el programa de ayuda práctica se amplió para introducir el cultivo de un huerto de naranjas y agregar clases de costura a la escuela primaria en la comunidad. Todo fue adelantado con la cooperación de los funcionarios gubernamentales impulsados por Cárdenas.
Townsend tenía un profundo respeto para con la gente entre la cual trabajó por más de sesenta años en América Latina. Le complacía estar con ellos y escuchar sus opiniones. Desde el inicio de sus labores tuvo amigos de todos los estratos sociales: conoció a 42 jefes de estado, una gran cantidad de ministros, científicos, educadores, ricos, pobres, católicos, evangélicos, comunistas. Los apreciaba y procuraba servir a todos. Fue durante una de las visitas del Presidente Cárdenas a su pueblo que un nahua-hablante dijo de Townsend: “Nos trata igual como trata al presidente. Si el Presidente Cárdenas viene, deja su comida para conversar con él. Si uno de nosotros viene, igualmente deja su comida para conversar con nosotros”.
Sobre la base de sus quince años de contacto con el Presidente Cárdenas, Townsend escribió una biografía del renombrado estadista. Admiraba mucho al General y creía que la historia de su vida inspiraría a muchos y fomentaría la comprensión entre las naciones. La biografía fue publicada en 1952. Después de la muerte de Cárdenas en 1970, Townsend amplió la biografía de este eminente líder mexicano, publicada en inglés y castellano. El Presidente Ramón Magsaysay, de las Filipinas, derivó el modelo de su gobierno populista de los principios encontrados en la primera edición de la biografía.
En 1944 la labor del ILV en México avanzaba bien con personal capacitado, pero en el otoño de ese año se requirió la presencia de Townsend en California por la enfermedad de su esposa y su muerte subsiguiente. Afligido, pero no incapacitado, regresó a México y comenzó a trazar planes para responder a una invitación del gobierno peruano a empezar el trabajo del ILV en ese país. En 1946 se casó con Elaine Nhelke, una ex supervisora de educación especial en Chicago, y pocas semanas después los dos guiaron a un grupo de veinte jóvenes lingüistas y personal de apoyo del ILV a iniciar el trabajo en la selva oriental del Perú, donde cuarenta grupos indígenas se encontraban desparramados en 736,445 kilómetros cuadrados de selva. La mayoría de los pequeños pueblos era accesible sólo por río. Estas personas hablaban idiomas que nunca habían sido analizados ni contaban con una forma escrita.
Después de un viaje de reconocimiento por vía aérea y fluvial de la topografía de la zona que duró seis semanas, Townsend y sus colegas empezaron a resolver los enormes problemas logísticos que esta vasta e inhóspita zona planteaba. En primer lugar, se tenía que abrir a fuerzas en plena selva un lugar para edificar un centro de abastecimiento que también serviría como centro de estudios etnolingüísticos. Se establecieron a orillas de una laguna llamada Yarinacocha. Al principio parecía que los problemas eran insuperables, pero empezó a llegar ayuda de parte de amigos en los Estados Unidos, México y Europa. Para solucionar los problemas de transporte, grupos cívicos y amigos donaron pequeños hidroaviones para que los lingüistas pudieran volar a comunidades remotas. El más notable fue el obsequio de un hidroavión bimotor Catalina, el “Moisés Sáenz”, obsequio de los amigos mexicanos al gobierno peruano para la labor del ILV. Durante veinte años este avión anfibio, honrando la memoria del educador mexicano que invitó a Townsend a su país, voló miles de kilómetros en la región amazónica del Perú.
Con la publicación de los resultados de los estudios lingüísticos del personal del ILV, el gobierno peruano, por sugerencia de Townsend, estableció un centro de capacitación en Yarinacocha para preparar a gente indígena talentosa. Los nuevos maestros enseñarían los conceptos básicos sobre la educación en sus respectivas lenguas nativas y, progresivamente, en castellano. Se utilizaron avionetas de un solo motor junto con el “Moisés Saénz” para llevar a los futuros maestros a Yarinacocha desde los ríos aislados de la selva. Este programa continúa hasta la fecha con un director peruano y educadores peruanos que enseñan en castellano. Para los nuevos maestros, los lingüistas del ILV han constituido un puente a los idiomas vernáculos, ya que complementaban la instrucción, traduciendo las partes difíciles de las clases en castellano y algunas porciones de los textos a esas lenguas, para asegurar su comprensión. Una vez que los estudiantes quedan adecuadamente capacitados, el gobierno, a través de su nuevo sistema de educación bilingüe, creado especialmente para este fin, los nombra oficialmente como maestros de escuelas en sus respectivos pueblos, con sueldos de maestros rurales.
Otro sueño de Townsend era promover la buena voluntad en el ámbito internacional. Las donaciones de aviones fueron una manera efectiva de realizarlo. Usando su don de aliento persistente, Townsend persuadió a varios ciudadanos prominentes y a funcionarios de varias ciudades en los Estados Unidos a donar avionetas especiales de alto rendimiento y de corto despegue y aterrizaje (STOL) a varios países donde el ILV laboraba. Cada avión fue entregado al embajador del país receptor por el alcalde de la ciudad donante. Estas ceremonias fueron ocasiones para fortalecer los lazos de amistad y divulgar las metas en común.
Mientras tanto, continuaba la capacitación de jóvenes en los cursos lingüísticos. La pericia creciente de los lingüistas del campo del ILV, laborando en centenares de idiomas no escritos, llamó la atención del mundo académico. En 1942 la Universidad de Oklahoma invitó al ILV a presentar cursos en sus instalaciones como afiliado de su departamento lingüístico. En 1952, por invitación de la Universidad de North Dakota, también se ofrecieron allí los cursos de verano del ILV, y con el tiempo en la Universidad de Washington en Seattle; en la Universidad de Texas en Arlington; y en la Universidad de Oregon. Se establecieron otros cursos del ILV en Australia, Alemania, Brasil, Canadá, Francia, Inglaterra, Japón, México, Nueva Zelanda, la República de África del Sur y Singapur. También se han establecido cursos especiales para capacitar a estudiantes naturales de la región en casi todos los países donde trabaja el ILV. Cerca de 40,000 estudiantes que representan a muchos países y organizaciones han recibido capacitación lingüística en los cursos del ILV hasta el fin del siglo XX.
El número creciente de personal lingüístico y de apoyo ha permitido que el ILV expanda su labor a muchos países. Al terminar el siglo XX el personal del ILV está compuesto por aproximadamente 5,000 miembros procedentes de más de 40 países. Más de 70 países están representados por los 1,576 idiomas estudiados por el personal del ILV. Normalmente trabajan por invitación de un gobierno, una universidad o una comunidad donde se habla una lengua minoritaria, y a menudo, en virtud de los términos de un convenio de cooperación cultural.
La más reciente base de datos bibliográficos del ILV incluye 27,373 entradas, de las cuales 21,512 se relacionan con 1,724 idiomas específicos (5,861 de las entradas son más generales y no se relacionan con ningún idioma en particular). Un poco más de la mitad de las entradas son trabajos en lengua vernáculo publicados en idiomas minoritarios para hablantes de dichos idiomas. La otra mitad son libros y artículos académicos cuya autoría se atribuye a miembros del ILV o han sido editados por ellos. En la Bibliografía del ILV se encuentran tres ítems significativos que reflejan la realización del anhelo de Townsend durante su vida: la de reconstruir familias lingüísticas. El primero es una tesis sobre proto-mixteco presentada en la Universidad de Pennsylvania por Robert Longacre. El segundo es la tesis de Sarah Gudchinsky sobre la reconstrucción del proto-popoteca, la proto-lengua que dio origen tanto al mixteco como al popoloca de México. El tercero, una tesis presentada a la Universidad de Pennsylvania por el Dr. Calvin Rensch sobre el proto-otomangue, se considera que marca un hito importantísimo en la ciencia de la lingüística comparativa.
Un erudito de quien Townsend era mentor fue el Dr. Richard S. Pittman. En 195 1, continuando la visión de Townsend, publicó un modesto catálogo de las lenguas del mundo, The Ethnologue, que ha seguido creciendo en cantidad y calidad. En el año 2000 el ILV tiene programada la publicación de la decimocuarta edición con más de 1,000 páginas. Presenta una relación de 6,809 lenguas habladas en el mundo hoy en día. El volumen procura reunir la mejor información disponible sobre estas lenguas incluyendo información detallada como su ubicación, número de hablantes, y denominación de las variantes. Desde 1996 este volumen ha estado también en el Internet, y miles de usuarios de computadoras lo consultan, tanto eruditos como el público en general.
Townsend dictó clases sobre lingüística en las dos universidades más antiguas del hemisferio occidental: la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos del Perú. En 1966 la Universidad de San Marcos le otorgó la distinción de Doctor Honoris Causa. Además recibió condecoraciones de cinco gobiernos latinoamericanos. En 1972 Townsend fue proclamado “Benefactor de las Poblaciones Lingüísticamente Aisladas de América” por el Séptimo Congreso Indigenista Interamericano. El documento fue firmado por el Dr. Galo Plaza, Secretario General de la Organización de Estados Americanos.
Por muchos años Townsend estaba interesado en el área geográfica del Cáucaso en la entonces Unión Soviética, un territorio único en su gran diversidad lingüística. Bajo los auspicios de la Academia de Ciencias de la Unión Soviética, Townsend y su esposa Elaine viajaron por toda esa región así como por otras. Sus viajes comprendieron muchas visitas a instituciones educativas y lingüísticas y fueron la base para el libro de Townsend They found a common language (publicado en 1972 por Harper & Row, New York y posteriormente publicado en castellano por la Secretaría de Educación Pública de México.)
La gran experiencia de Townsend en educación bilingüe en Guatemala, México y Sudamérica, lo hizo merecedor de un amplio reconocimiento y respeto evidenciados por una invitación a presentar un discurso sobre educación bilingüe ante el Congreso de la UNESCO en octubre de 1972 en Turkmenia, Asia Central. Como consecuencia de su optimista presentación allí, el presidente de Pakistán invitó a los Townsend a visitar su país al año siguiente como huéspedes oficiales de su gobierno para asesorar a los educadores con respecto a los problemas complejos que enfrentan en ese país debido al multilingüismo.
En retrospección, apenas se tiene que señalar que durante su larga carrera Townsend no era de los que se sentaban en una oficina. Habitualmente estaba en el campo con los obreros al calor de los hechos. Guatemala fue su campo de acción de 1917 a 1934; México lo fue de 1935 a 1946; Perú lo fue de 1946 a 1963 -, Y Colombia de 1963 a 1968. Después de 1968 Townsend y su esposa realizaron once viajes desde su hogar en Carolina del Norte, EE. UU., a la entonces Unión Soviética.
No obstante, de una u otra manera encontró tiempo para escribir. Su inspiración procedió de su constante envolvimiento en el desarrollo social. Como se ha mencionado previamente, su primer libro fue la biografía del General Lázaro Cárdenas de México, escrita en el año 1952. Este libro describe los grandes cambios sociales que tuvieron lugar durante el régimen de Cárdenas como presidente. Sus folletos, tales como The Truth About Mexico’s Oil (1 940) de 86 páginas, tratan asuntos más populares; también escribió muchos artículos para la prensa. Sus otras publicaciones se encuentran anotadas en la bibliografía presentada a continuación.
Townsend fue una combinación extraordinaria de idealista y trabajador social con los pies puestos firmemente en la tierra – una mezcla que algunas veces asombraba a sus amigos y confundía a sus oponentes. Fue exitoso a la luz de sus propósitos declarados, y esos logros le trajeron aclamación en el ámbito internacional. Pero él atribuía este éxito no a sí mismo sino al poder de Dios a quien constantemente buscaba para que lo fortaleciera, pues consideraba insignificantes los esfuerzos de un hombre cualquiera frente a las necesidades tan vastas del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s