Amados para conocer a Dios, o por lo menos “acercarnos” un poco a su divinidad, debemos utilizar y comprender palabras y textos de las sagradas escrituras, que nos permitan entender el perfil del Bendito que es por todos los siglos.
Esta dificultad se plantea debido a que es imposible “definir” la causa de todas las definiciones, siempre y cuando, estas definiciones se ajusten a la verdad y a la justicia. De hecho, empezamos afirmando que Dios es justo y verdadero.

Quizás, por estas circunstancias, sea más apropiado usar la metáfora, el símil, en fin, argumentos de tipo subjetivo (espirituales), para acercarnos a un ser en el cual nos movemos y somos (Hechos 17:28).

Tomaremos la referencia del apóstol Pablo en su carta a los Efesios

” Por esta causa, doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor
Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;
para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor,
seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos
cual sea
• la anchura
• la longitud.
• la profundidad.
• y la altura.

y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento,
para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios”.
Efesios, 3: 14-19:

Sabemos que el amor de Cristo ha transformado nuestra mente desde un estado “rígido” a causa de la “letra ” hasta un nuevo estado “creativo” en el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

Dios Todopoderoso, insondable, que habita en luz inaccesible, que no puede el cielo, ni el cielo de los cielos contener; el único y sabio Dios, el único ser bueno – absolutamente- ; al cual no podemos cambiar su gloria incorruptible por imagen de hombre corruptible; porque El es Dios y no hay otro Dios, y nada hay semejante a Él, nos permita indagar en su esencia por medio de las cuatro dimensiones establecidas para el conocimiento:
“La anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios”.

• LA ANCHURA:
La anchura del conocimiento de Dios es “la visión del horizonte”. Es la percepción que podemos alcanzar de Dios por medio de nuestros sentidos y de nuestra razón. ¿Es esto posible? Veamos la Carta a los Romanos 1:19-23

• LA LONGITUD:
La longitud del conocimiento de Dios nos ofrece la “visión del infinito”.
Esta magnitud sobrepasa la percepción debida a los sentidos. Jesús (Yeshua) es quién nos da a conocer aspectos más “íntimos” del Padre. De hecho Jesús nos revela que Dios es nuestro Padre.
Juan 1:18,
1ª Juan 4:12, 13
1ª Timoteo 3:16
“Manifestado en carne”, significa que Dios nos ha dado a conocer “la forma” que manifiesta la conciencia, o la manera cómo se ve el pensamiento en el orden de la carne.

“Justificado en el Espíritu”, significa que la motivación espiritual del verbo es un acto de justicia; con lo cual se confirma que el creador es esencialmente Justo.

“Visto de los ángeles”, los cuales se gozaron de ver la promesa cumplida; ver el resplandor de la gloria divina; lleno de gracia y de verdad. Estar cerca de la esencia divina; verla, palparla, escucharla, amarla…..

“Predicado a los gentiles”, presentado por una multitud de judíos a las naciones, durante los primeros siglos del cristianismo, tal como hiciera Israel desde la antigüedad, “portando” las promesas, el verdadero culto; significa que su pueblo Israel fue el “mensajero” que llevó la verdad de Dios a los hombres de las naciones.

“Creído en el mundo”, es que el sistema de cosas, destituido de la presencia del Altísimo, creyó en esa “palabra” y encontró razones poderosas para declararla verdadera (entre los que creyeron).

“Recibido arriba en gloria”; aceptado, aprobado y reconocido como la manifestación de Dios, para gozo de todo el universo.

Con todo y esto, el libro de Job nos dice (26:14):
” He aquí, estas cosas son solo los bordes de sus caminos; y cuán
leve es el susurro que hemos oído de Él, pero el trueno de su poder, ¿quién lo podrá comprender?”.

• LA PROFUNDIDAD:
Precisamente, la profundidad del conocimiento de las cosas de Dios se halla referida en sus misterios. Pero, ¿podemos adentrarnos en los misterios de Dios?
Veamos la 1ª Carta a los Corintios del apóstol Pablo:
1ª Corintios 2:7-10

El universo está organizado en distintos órdenes o instancias gubernamentales. Un gráfico sencillo puede ilustrarnos, si bien no de manera total, si logrará ofrecernos una visión general de lo que significa conocer “la altura de las cosas de Dios”.

La máxima autoridad del universo es (por supuesto) Dios; luego está Jesús (emanuel) con su Iglesia (su esposa), quién es Rey de reyes y Señor de señores; luego están los reyes o tronos (Apocalipsis 4); luego los Dominios; luego los Principados; luego las potestades; y en la base del organigrama están los Hijos de Dios sin responsabilidad administrativa alguna. Es bueno anotar que en este nivel los hijos de Dios son eternos, perfectos y gloriosos.

• LA ALTURA:
La altura del conocimiento de Dios, se refiere a la jerarquía universal; a la forma cómo están dispuestos los “estamentos administrativos del celeste y todo lo contenido en él, incluido el planeta tierra.

Leamos Colosenses 1:15,16
15 ” El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.
16 Porque por él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los
cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos
sean dominios, sean principados, sean potestades ; todo fue
creado por medio de él y para él”.

Comentario: No quisiéramos hablar de ello, pero es necesario analizar algo del organigrama de los enemigos de Dios. Veamos la Carta a los Efesios 6:12
8 “Por que no tenemos lucha contra carne y sangre, sino contra principados contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes “.

Este pasaje nos revela que la rebelión se originó en un principado y no en un trono, y que los rebeldes utilizan los mismos “estamentos” administrativos que ya conocían. Un ejemplo para visualizar este fenómeno se presenta cuando un grupo subversivo se apodera del gobierno legítimamente establecido, y utiliza las mismas estructuras institucionales que encuentra establecidas. (Cuba, Irán, China, Rusia, Nicaragua etcétera).

La máxima autoridad del universo es (por supuesto) Dios; luego está Jesús (Emanuel) con su Iglesia (su esposa), quién es Rey de reyes y Señor de señores; luego están los reyes o tronos (Apocalipsis 4); luego los Dominios; luego los Principados; luego las potestades; y en la base del organigrama están los Hijos de Dios sin responsabilidad administrativa alguna. Es bueno anotar que en este nivel los hijos de Dios son eternos, perfectos y gloriosos…..

D I O S

J E S U S

T R O N O S

S E Ñ O R I O S

P R I N C I P A D O S

P O T E S T A D E S

G O B E R N A C I O N E S

H I J O S D E D I O S

Naturalmente que todos son Hijos de Dios. También se debe aclarar que Jesús es uno con su Iglesia, la cual es “la plenitud de aquel que todo lo llena en todo”. (Efesios 1:23).

También se debe recordar que los “ángeles” son “espíritus ministradores para servicio de quienes serán herederos de la salvación”. (Hebreos 1:14; Hebreos 2:5-16).

Concusión
Amados esto es solo una reflexión personal, y no una doctrina absoluta, ni mucho menos un dogma pues sabemos y comprendemos que hay mucho mas por entender, pero por algo tenemos que empezar.

Shalom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s