En este estudio quizás pienses que aquí se esta hablando del pastor, pero exactamente no es así, ya que si comparamos los requisitos del obispo y el diacono en 1/Timoteo 3. Notaremos que son casi lo mismo, y la razón es porque antes de llegar al pastorado se debe haber pasado por el diaconado “y diacono es ser líder” y debe ser aprobado después de ser probado 1/Tim, 3:10 y una ves que sea aprobado es el único que tiene los requisitos fundamentales para trabajar de la mano con el pastor tanto así, que cuando el pastor no este, él, (diacono) es el pastor y esto es lo que tiene que ver con lo que es el verdadero liderazgo.
Por eso es que al hablarles del liderazgo bíblico debo decirles que es la tarea de guiar a la gente de Dios en una ministración, con el propósito de edificar el cuerpo de Cristo y alcanzar a aquellos que no le conocen (pues ese es el significado propio de la palabra) (Efe.4:11-13, Mt. 28:18-20), así que, para que los líderes lleven a cabo esta tarea necesitan demostrar quienes son, no por lo que son. Sino por lo que hacen, pues hoy en día cristianos son muchos, pero lideres poco y aquí les dejo lo que yo considero que sean las bases fundamentales de un líder.

• Establecer una relación de crecimiento y madurez con el Señor (Jn. 15:5).
• Ser sensible al llamado y la pasión de Dios para guiar a la gente. (Ex. 3:1-10, Jn 21:15-17).
• Tener la visión para edificar líderes (2 Tim. 2:2).

El modelo más retador sobre liderazgo en la Biblia es Jesucristo el Señor. Él dijo, “sígueme” (Mt. 4:19) esperando que hombres y mujeres abandonen su estilo de vida egocéntrico y le sigan. En cambio porque el le dará significado y propósito a sus vidas. Él los nutrió, entrenó y equipó para la misión más grande que jamás tendrían o imaginarían. Los cuales causaron 2 cosas para que le siguiera:
• SU VISIÓN.
• SU EJEMPLO.

Jesús tenía una visión completa. Él estaba buscando hombres y mujeres que por su propio albedrío se convirtieran en sus discípulos y fueran en su nombre al mundo (Mt. 28:18-20; Hch 1:8). En Mt 9:36-38, nosotros encontramos a Jesús modelando una visión para sus discípulos. “Cuando Él vio la multitud, tuvo compasión de ellos porque estaban descarriados y perdidos, como ovejas sin pastor” luego Él dijo a sus discípulos, “la mies es mucha y los obreros son pocos. Pidan pues al Señor de la mies que envíe obreros” Jesús vio a miles de personas perdidas en ciudades y comunidades, las cuales necesitaban de pastores.
Los líderes son pastores con una visión y un plan para cuidar y guiar debidamente a las personas.

Pero Jesús no tenía solo una visión, Él se encarnó en esta visión para convertirse en un ejemplo. Las Escrituras nos proveen el más vivido ejemplo de todos cuando, “Él se levantó de la cena, se despojó de alguna de su ropa y se ciñó una toalla en la cintura. Después de esto, Él vertió agua en una palangana y comenzó a lavar los pies de sus discípulos y los secó con la toalla en su cintura.” (Juan 13:4-5). Este fue el rol más perfecto del sirviente de una casa.

¿Por qué creen que Jesús realizó esta tarea tan humillante?
Para enseñarnos que los líderes guían a través del ejemplo. Los líderes sirven a aquellos que lideran, no hacen ninguna tarea que sea “indigna” para un líder. En Marcos 10:45, Jesús les dice a sus discípulos que Él no vino para que le sirvan sino, para servir. Este es un verdadero pastor. Como líder de un grupo pequeño, tú también eres Pastor. Un pastor cuida verdaderamente de su rebaño, como si fueran sus propios hijos e hijas. (1/Tes 2:5-12). Un líder también es un ejemplo para su grupo pequeño y debe modelar Cristianismo. Pablo les dijo a sus discípulos que lo imitaran a él y que siguieran su ejemplo como se menciona en los pasajes de 1/Corintios 11:1 y Filipenses 3:17. A medida que usted crece y madura en su relación con el Señor, manteniendo la simplicidad y la pureza de la devoción hacia Cristo (2/Cor. 11:3), los miembros de su grupo crecerán con usted. Jesús nos dice en Mateo 10:4-25, que el alumno sería como su maestro. Las decisiones que usted tome, el lenguaje que utilice, las acciones que tomes, tu comportamiento, actitud y hábitos; ambos buenos y malos; podrían ser imitados por aquellos que lideras (1/Tes 1:6). Es por esta razón que la madurez y el carácter ante Dios son esenciales en un líder bíblico.

La vida de un líder bíblico fluye de la devoción por Cristo. Tú impartes a otros lo que se te ha impartido. Es por esta razón, que un líder bíblico requiere ambas cosas,
• Profundidad de carácter
• competencia.
Las personas pueden discernir la evidencia de ambas cosas. Ser un líder de carácter al mismo tiempo que te conviertes en un líder competente. La competencia vendrá, a medida que desarrolles tus habilidades; el carácter es un asunto del corazón. Al final, Dios recompensará a aquellos que terminen la carrera de la mejor manera a causa de la profundidad de su carácter y no simplemente por el tamaño de su grupo. Ora para que tengas el corazón de guiar a otros a través de una visión que transforme y así ser un ejemplo de Cristo.

OBJETIVOS CLAVE PARA UN LÍDER BÍBLICO:

• Lidera sirviendo de la mejor manera a los demás.
• Reproduce tu ministerio en la vida de otros.
• Termina la carrera con integridad.

CUALIDADES DEL LIDERAZGO
DE GRUPOS PEQUEÑOS.

Los líderes son servidores que comunican la verdad de Dios y lideran sus grupos en oración, ministración y crecimiento espiritual. Como líder, debes modelar la vida cristiana a otros. Mientras maduras como un líder competente lleno del espíritu, resiste con las siguientes características bíblicas. Utiliza estas cualidades como guía para tu desarrollo espiritual, siendo devoto en la oración, leyendo las escrituras, fraternizando, llenándote del Espíritu y sirviendo; de esta forma te convertirás en un líder.

SEGUIDOR DE CRISTO
TENIENDO PASION POR CRISTO.

Nuestra meta como creyentes es estar completos en Cristo (Col. 1:28). Aunque no se espera que un líder sea perfecto pero si que dentro de una de sus cualidades es que sea maduro, como lo describe Efesios 4:13, cuando dice, Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento el Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura (madurez) de la plenitud de Cristo. He aquí algunas áreas en las que debemos crecer en madurez;

• Abandona el pecado (1 Jn 1:9; Ro. 6:6).
• Pasa tiempo en la Palabra de Dios y en oración (Col. 3:16; 1/Pe 2:2).
• Se lleno del Espíritu, deja que el Espíritu te controle (Ro. 7:6; Ef. 5:18).
• Utiliza tus dones en el ministerio (Ro. 12:3; 1/Pe 4: 10-11).
• Aprende a perseverar en la adversidad (Ro. 5:3-5; Fil. 1:29; 1/Pe 4:12-14).

CARÁCTER
PONIENDO ATENCIÓN AL CORAZÓN.

La profundidad del carácter es cuestión de parecerse más a Cristo y menos al mundo. Se refiere también a las cualidades y características Espirituales dichas a continuación:

• Siendo transformados a imagen de Cristo en lugar de conformarse a este mundo (Ro. 8:28-30; Fil. 1:9-10).
• Desarrollando un carácter digno de liderazgo
(1 /Tes.1:3; 1 Tim 1:5; 3:1-15; 6:11; Ti 1:5-9).

LLAMADO A TRABAJAR CON GENTE DE DIOS.

Los líderes tienen el corazón para ser cuidadores. Ellos miran a otros con compasión, como Cristo los miró en Mateo 9:36-38 cansados y abatidos, como ovejas sin pastor que les proteja y les provea el cuidado necesario. En lo profundo de sus corazones, los líderes están convencidos de la necesidad de crear ministerios y utilizar sus dones para pastorear a otros. (Fil 1:8; 1/Tes2:7-8; 1/Pe 5:1-4).

COMPETENCIA
CAPAZ DE LIDIAR Y GUIAR A UN GRUPO.

Los líderes trazan direcciones manteniendo el grupo enfocado y dirigido hacia su propósito. Los líderes, también toman el tiempo para desarrollar las áreas en que necesitan facilitar a su grupo pequeño. (Mat. 4:19; 9:36-38; Hch 6:1-7).

COMPATIBILIDAD
TENER LA PASIÓN Y EL TEMPERAMENTO PARA EL LIDERAZGO.

Los líderes dirigen bien, porque es parte de la manera en la que el Espíritu Santo los ha diseñado. Su diseño es compatible con el ministerio al cual han sido llamados y con las personas con quien han de trabajar. El trabajo en equipo es esencial en el liderazgo. Usando sus dones espirituales para liderar al lado de otros, es el diseño del reino para ministrar (Hch 6:2; Ro 12:8; He 13:7-17)

COMPROMISO
HACER LO NECESARIO.

Los líderes espirituales están comprometidos con la visión del ministerio, con Cristo, con su llamado, y con ayudar en el desarrollo de los miembros de su grupo. Ellos entienden que el liderazgo requiere compromiso, no conveniencia. Los líderes están comprometidos a ver el crecimiento de las personas en Cristo y en buscar dentro de sus capacidades nuevas personas para Cristo (Mt 28:18-20; Ro 16:3-4; 2/Tim 2:2).

CAPACIDAD
HABILIDAD PARA SERVIR A OTROS Y TENER CUIDADO DE ELLOS.

Liderazgo es servir a otros y hacer lo que sea necesario para el cumplimiento del ministerio. Esto significa, tener tiempo, energía y recursos a su disposición. Los líderes deben liberarse de compromisos y distracciones innecesarias, para así, tener la capacidad (espiritual, emocional y física) para hacer lo que Dios los ha llamado a hacer (1/Tim 3:4-5, 12).

El líder de grupo pequeño que está comprometido en desarrollarse y crecer en las áreas antes mencionadas llenará fielmente la misión que Cristo dejó a su Iglesia.

MOTIVACIÓN APROPIADA PARA EL LIDERAZGO

Glorificar a Dios.

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;
Sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia,
Porque a Cristo el Señor servís
(Col 3:23-24).

Produce fruto en tu vida.

En esto es glorificado mi padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mismo discípulos
(Jn 15:8).

Mantente vigilando
(Pastoreando) a otros.

Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos (pastor) para apacentar (alimentar) la iglesia del Señor, la cual el gano por su propia sangre (Hch 20:28).

Sé un ejemplo.

“Cuiden de las ovejas de Dios que han sido puestas a su cargo; háganlo de buena voluntad, como Dios quiere, y no forzadamente ni por ambición de dinero, sino de buena gana. Compórtense no como si ustedes fueran los dueños de los que están cuidando, sino, procurando ser un ejemplo para ellos. Así, cuando aparezca el Pastor principal, ustedes recibirán la corona de la gloria, una corona que jamás se marchitará”. (1 Pe 5:2-4).

Usa tus dones para servir a otros.

Y el mismo constituyo a unos Apóstoles; a otros Profetas; a otros evangelistas; a otros Pastores y Maestros,
A fin de perfeccionar a los Santos para la obra del ministerio, para le edificación del cuerpo de Cristo,
Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento el Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura (madurez) de la plenitud de Cristo. (Ef 4:11-13).

Da el mensaje de reconciliación de Dios.

Que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargo a nosotros la palabra de la reconciliación,
(2/Cor 5:19)

EL ERROR DEL LIDERAZGO.

Exaltación propia.

Alábete el extraño y no tu propia boca;
El ajeno y no los labios tuyos
(Pro 27:2).

Sentirse importante o ganar prestigio.

Sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios que prueba nuestros corazones (1/Tes 2:4).

Porque alguien te presionó.

Apacentad (cuidar) la grey de Dios que esta entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente;
No por ganancias deshonestas, sino con animo pronto
No como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplo de la grey
(1 Pe 5:2).

Teniendo poca mecha o exhibiendo explosiones de enojo.

Santiago nos dice que, el enojo del hombre no alcanza la rectitud de Dios (Stgo 1:19-20). El trabajo de dios se cumple, cuando hay alguien que escucha atentamente, habla solo cuando es necesario y es lento en enojarse. Los líderes deben manejar su enojo o canalizarlo apropiadamente. La ira debe ponerse a un lado o debe manejarse de la mejor manera (Gal 5:20; Ef 4:31; Col 3:8).

Pecados sin confesar.

Estamos obligados a confesar nuestros pecados. Juan dice, “Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y purificarnos de toda maldad
(1/Jn 1:9). Así que cualquier pecado que nos controle (Ro 6:16), debe ser confesado y puesto bajo el señorío de Cristo (Hch 2:38). Si hay algún pecado notorio en la vida de un líder, el cual no se trate adecuadamente, esto podría descalificarle.

Error Bíblico o Enseñanza Falsa.

Pablo le escribió a Timoteo, advirtiéndole sobre los falsos maestros, quienes guían a la gente. Lejos de la fe de la sana doctrina; porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana Doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonaran maestros conforme a sus propias concupiscencias (deseo, gusto o pensamiento) (2/Tim 4:3).

(Mi comentario)
Los líderes han sido llamados y Dios les ha concedido dones para edificar a otros, facilitar su crecimiento y guiarlos en obediencia y carácter. La calidad de un ministerio es directamente proporcional a la calidad de su liderazgo.

Dios te bendiga
Si te interesa saber mas sobre el liderazgo, puedes dejar tu comentario al final de este estudio y yo seguiré publicando todo lo concerniente al tema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s